17 feb. 2011

Cierre minero generará un problema mayor

Una reunión sostenida en Sardinata entre las autoridades municipales y mineras, de donde salió un documento para ser presentada al Presidente Juan Manuel Santos, señala  que la región minera genera cerca de $8 mil millones en regalías a los municipios y al departamento, 33.000 empleos (entre directos e indirectos) y que ha acogido la mano de obra de la gente que se desarmó, no debe ser objeto de persecución porque podría provocarse un problema mayor de inseguridad y desempleo.

DOCUMENTO AL GOBIERNO


En documentos coincidentes la alcaldesa de Sardinata, Yamile Rangel; el gerente de Asocarbón, Luciano Canal y el expresidente del Concejo de Cúcuta, Gustavo Villamarín Martínez, consideran que se comenzó un cierre de minas que interrumpe los ingresos de los obreros, que no da tiempo para fortalecer la infraestructura de los socavones y que atropella los derechos de los nortesandereanos.

Villamarín Martínez precisa que “no podemos aceptar que el gobierno aproveche un accidente de trabajo, en una actividad de alto riesgo para retirar las licencias de exploración y explotación de los pequeños y medianos mineros que representan el 30% de la economía regional”.

El mismo Villamarín indica que los empresarios han construido más de 400 kilómetros en sus municipios, y que con este hecho se benefician sectores como la agricultura y la ganadería de la región.

En síntesis le solicitan al Presidente Santos que se establezca  una mesa de trabajo para encontrar solución al problema y así evitar acciones de hecho por parte del gremio y el cese de los cierres mineros hasta que no concerte un programa y un plazo consecuente con la realidad socioeconómica.

FALTAN EXPLOSIVOS


El gerente de la Asociación de Carboneros de Norte de Santander, Asocarbón, Luciano Canal Moros,  reveló que los 112 asociados ya cumplieron cuatro días sin trabajar por falta de los componentes explosivos.

Canal Moros indicó “se trata de 200 minas en las que trabajan 20.000 mineros, quienes mantienen a sus familias en los municipios de Sardinata, El Zulia, Toledo y San Cayetano, que están parados por completo”.

El gerente de Asocarbón dijo que desde hace dos años Indumil les había prometido el explosivo Permegel, que reemplazará al inductor indugel y al explosivo anfo, pero aún no se han realizado las pruebas en minería.

Sin embargo, Canal agradeció al congresista Hernán Andrade por las gestiones que realizó para que el ministro de minas, Carlos Rodado Noriega, autorizara a su asesor Carlos Andrés Cante, para reunirse con ingeominas e Indumil y lograr que a partir de hoy los mineros que cuentan con alguna aprobación puedan retirar los explosivos de las bases militares.

Además el acuerdo permitirá a los mineros que en 45 días tengan el nuevo explosivo, así como las espoletas eléctricas, los explosores y los ohniometros a unos precios razonables.

PÉRDIDAS MINERAS


Las minas del departamento producen a diario 5.600 toneladas de carbón térmico que cuestan $800 millones de pesos, por lo que a hoy se han perdido $3.200 millones, haciendo cuentas de carbón térmico.

Canal Moros precisó que cuando se trata de carbón coque, que resiste hasta 3.000 grados centígrados luego de un tratamiento con calor, y de las que se producen diariamente 600 toneladas el monto puede aumentar considerablemente.

A estas cifras se deben sumar los salarios de los 10.500 obreros que a diario reciben $566 millones, lo que llevado a cifras mensuales representa $17.000 millones, que a su vez son el 70% de los recursos que se mueven en los tres municipios mencionados.

Expectativa en Sardinata

La alcaldesa de Sardinata, Yamile Rangel Calderón, indicó que en su jurisdicción se explotan 52 minas en forma legal de las cuales se han cerrado temporalmente las minas La Fiera, La Hormiga, San Martín I, San Martín II y San Martín III.

Las explotaciones mineras de Sardinata podrán volver a funcionar cuando arreglen sus problemas de cableado, ventilación o detección de gases tóxicos, entre las principales causas de cierre.

La mandataria solicito al gobierno nacional que se siente en cada municipio minero a dialogar con los dueños de las minas, con los obreros, las autoridades municipales y los transportadores para encontrar los problemas que les aquejan.

Rangel Calderón consideró que hasta el momento el gobierno ha cumplido con las solicitudes municipales, y  que en este momento se deben presentar un proyecto para vivienda y otro para el gas domiciliario, pero que ella requiere la asesoría de expertos que el presidente de la República.

Por su parte se sabe que las visitas  de la comisión de Ingeominas continuarán, y en cada mina visitada se dejará constancia de las recomendaciones sobre mejoras inmediatas y urgentes, sobre todo en el tema de seguridad, y clausura de las que no cumplan o presenten riesgo inminente para la vida humana.

Esta comisión tiene también como tarea clausurar las minas ilegales, porque además de peligrosas para los mineros son grandes evasoras de impuestos, de seguridad social y de utilización de la malla vial a la que nunca aportan recursos para su mantenimiento.

La Opinión.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opinión nos interesa