14 dic. 2010

Senado aprueba extender subsidios de gas y electricidad a estratos bajos hasta 2014

La plenaria del Senado aprobó mantener los subsidios para tarifas de electricidad y el gaspara los estratos de menores ingresos hasta el año 2014.
El senado encontró social y económicamente justificable la ponencia favorable del senador Efraín Torrado del Partido de la U, que puso de relieve el vencimiento de estos subsidios el próximo 31 de diciembre.
La medida, si no se hubiese aprobado, obligaría retornar de inmediato a los topes de subsidios establecidos en la Ley 142 de 1994, es decir, 50% para estrato 1, y 40% para estrato 2, explica informe de prensa del Senado.
"Nuestra preocupación es que a partir de enero de 2011 los actuales subsidios podrían cambiar y por tanto se tendría que retornar de inmediato a los topes de subsidios establecidos en 1994, los cuales corresponden al 50% para estrato 1, y 40% para estrato 2, con el consecuente incremento tarifario equivalente de 25% para estrato 1, y de 20% para estrato 2 en un sólo mes", dijo el senador Eugenio Prieto del Partido Liberal y ponente de la iniciativa.
La norma pasa ahora a sanción presidencial y extiende la vigencia del Fondo de Apoyo Financiero para la Energización de las Zonas Rurales Interconectadas a partir del primero de enero de 2011 hasta el 31 de diciembre de 2014, destaca el Senado.
Texto de la iniciativa
Artículo 1°. El artículo 3° de la Ley 1117 de 2006 quedará así:
Artículo 3°. Aplicación de subsidios. La aplicación de subsidios al costo de prestación del servicio público domiciliario de energía eléctrica y de gas combustible para uso domiciliario distribuido por red de tuberías de los usuarios pertenecientes a los estratos socioeconómicos 1 y 2 a partir del mes de enero de 2011 hasta diciembre de 2014, deberá hacerse de tal forma que el incremento tarifario a estos usuarios en relación con sus consumos básicos o de subsistencia corresponda en cada mes como máximo a la variación del Índice de Precios al Consumidor; sin embargo, en ningún caso el porcentaje del subsidio será superior al 60% del costo de la prestación del servicio para el estrato 1 y al 50% de este para el estrato 2.
Los porcentajes máximos establecidos en el presente artículo no aplicarán para el servicio de energía eléctrica de las zonas no interconectadas.
La Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) ajustará la regulación para incorporar lo dispuesto en este artículo a más tardar el 31 de diciembre de 2010.
Este subsidio podrá ser cubierto con recursos de los Fondos de Solidaridad, aportes de la Nación y de las entidades territoriales.
Parágrafo. En los servicios públicos domiciliarios de energía y gas combustible por red de tuberías se mantendrá en el régimen establecido en la Ley 142 de 1994 para la aplicación del subsidio de estrato 3.
Artículo 2°. Vigencia. Esta Ley rige a partir de su aprobación y promulgación y deroga las disposiciones que le sean contrarias.
El Espectador.com

Crudo mantendrá al alza ingresos del país; Gobierno alcanzará un promedio de 950.000 barriles por día

Un precio entre 70 y 80 dólares es el que se está teniendo en cuenta para las proyecciones del 2011 en materia de petróleo.
Las expectativas por un precio internacional del petróleo, que se moverá entre los 70 y 80 dólares en los próximos meses, sumadas al incremento en la producción de crudo del país, que según el Gobierno alcanzará un promedio de 950.000 barriles por día el próximo año, anticipan un 2011 a favor de la economía colombiana. Sacar adelante los proyectos de regla fiscal y de reforma a las regalías evitará que se dañe la fiesta, entre otras razones, porque el país seguirá expuesto a un mayor flujo de dólares y a la pérdida de competitividad de las exportaciones tradicionales.

Por el lado de los ‘gozosos’, cabe mencionar que en cuanto a los precios internacionales de los hidrocarburos, las cábalas se orientan más al alza que a la baja para el 2011. La razón: la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) acordó la semana pasada mantener la misma política de producción de los últimos dos años, caracterizada por una oferta contenida en medio de un acelerado incremento en la demanda, en particular de China.

Esa estrategia ha llevado los precios por encima de los 70 dólares por barril, con un impulso al alza ligado a condiciones estacionales, como sucede actualmente con el crudo WTI a 88,61 dólares por barril (precio de cierre de ayer), debido a la mayor demanda que genera el intenso frío que enfrentan los países del hemisferio norte.

En la reunión de la Opep, celebrada en Quito, Arabia Saudita dijo estar a favor de precios del petróleo entre los 70 y 80 dólares por barril. Entre tanto, Venezuela hizo referencia a una perspectiva mucho más cara, llamando a un precio de 100 dólares por barril en la medida en que los países miembros del grupo petrolero no aumenten su producción durante el 2011.

En el contexto local, las perspectivas apuntan más al consenso sobre los 70 y 80 dólares por barril, según lo explica el presidente de la Asociación Colombiana de Petróleo (ACP), Alejandro Martínez. “Si se da una tendencia alcista de largo plazo, es decir, que no sea solamente estacionaria, esos precios resultan muy convenientes para Colombia. En la medida en que aumentan las exportaciones llegan más divisas al país”, manifiesta el directivo gremial, quien no sólo hace referencia a los recursos que genera la venta de crudo en el exterior, sino a su impacto en los ingresos fiscales.

“Aumentan los impuestos ordinarios que van al Gobierno central y las regalías, que van a las entidades territoriales”, sostiene.

En el 2011, la producción combinada de petróleo y gas deberá alcanzar un millón 150.000 barriles por día, de los cuales 200.000 corresponden a gas, que en su mayoría se usa para el consumo interno. En el caso del crudo, el grueso de la producción se exporta, de tal manera que es ahí en donde se ven favorecidas las finanzas públicas.

Según lo señala el Ministerio de Hacienda en la exposición de motivos del proyecto de ley que reforma el régimen de regalías, se espera un crecimiento gradual del precio de exportación de mediano plazo del crudo colombiano, el cual se calcula con base en las proyecciones sobre el West Texas Intermediate (WTI), que es el crudo de referencia que utiliza el país. Al respecto, los pronósticos indican que se pasará de 77 dólares por barril en el 2010, a 90 dólares en el 2020, con un diferencial de precio entre el crudo colombiano y el WTI de 8 dólares en promedio por barril.

Una mayor participación de crudos pesados en la cesta de exportación colombiana explica por qué en las cuentas locales se usa un precio más bajo frente al petróleo WTI. En todo caso, son cuentas que mejoran los ingresos y que a su vez obligan a mantener prendidas las alarmas para no restarle competitividad a las demás exportaciones. Al respecto, también se están ‘cocinando los antídotos’.

Según lo consideran analistas de Corficolombiana, la creación del Fondo de Ahorro y Estabilización (como parte de la aprobación de la regla fiscal) y la reforma a las regalías, ayudarán a contener las expectativas sobre el flujo de divisas que entrará al país por el auge minero-energético.

65 dólares por barril para el 2011 es el presupuesto con el que trabaja Ecopetrol; cifra bien conservadora.
 950 mil barriles diarios de producción de petróleo es el presupuesto del Gobierno para el próximo año.

 Ecopetrol: pronóstico conservador y precios de los combustibles

 En el corto plazo, un criterio conservador en los pronósticos se observa en las cuentas de Ecopetrol. La compañía basó sus planes de inversión para el próximo año en un precio del crudo WTI de 65 dólares por barril y prevé que su producción (incluyendo filiales), alcanzará los 750.000 barriles de petróleo equivalente por día, en promedio. “El sector petrolero nunca hace sus proyecciones con base en un escenario de precios alto.

Usualmente se hacen en escenarios medios bajos, o bajos, pues es mejor llevarse una sorpresa en un precio más alto que llegar a quedarse cortos en el flujo de caja”, explica el presidente de la ACP.

Si bien la compañía no ha modificado sus presupuestos, ante el encarecimiento del crudo en los mercados internacionales, una mejor perspectiva de precios ya fue mencionada por el presidente de la compañía, Javier Gutiérrez.

Hace casi dos semanas, el directivo dijo que si el precio del petróleo sube, la compañía pensaría en no salir con el paquete de acciones para capitalización que ya tiene autorizado por ley, pues no se necesitarían esos recursos para financiar los planes de crecimiento de la empresa.

Por otra parte, las voces que advierten un encarecimiento de los combustibles el próximo año comenzaron a sonar luego de que se conociera el ajuste en los precios que rigieron para el actual mes. Una fijación de precios que siga atada al comportamiento del petróleo en los mercados internacionales seguirá golpeando el bolsillo de los usuarios, dijo Juan Carlos Yepes, presidente de Fendipetróleo Nacional, quien considera que ese mecanismo debe revisarse. En el 2010, el precio de la gasolina corriente subió casi 1.000 pesos y el del Acpm, 1.100 pesos. Un año atrás, los incrementos fueron de 925 pesos y 1.098 pesos, respectivamente.
Demanda crecerá
El precio promedio del crudo de referencia WTI se ha incrementado en un 30% entre enero y noviembre del 2010, frente al promedio del mismo periodo del 2009. De acuerdo con la Agencia de Información Energética de Estados Unidos (EIA), en el 2011 el precio del WTI subirá un 6,4% y se estima un aumento de 1,43 millones de barriles por día en el consumo mundial de crudo el próximo año. Así, en el 2011 la demanda alcanzaría los 87,78 millones de barriles/día.
Portafolio.com

América Latina marcará un crecimiento del 6%

La economía latinoamericana mostró una gran recuperación tras la caída del año pasado y cerrará 2010 con una expansión de 6%, que se moderará en 2011, cuando se prevé un crecimiento de 4,2%, por  una menor demanda pública y un marco de desaceleración global, anunció la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en un informe dado a conocer ayer.

“Tras la caída del 1,9% en 2009 por efectos de la crisis, la Cepal  prevé un crecimiento del 6% en América Latina y el Caribe, gracias a la recuperación económica que han mostrado la mayoría de países”, señaló el reporte del organismo  de Naciones Unidas con sede en Santiago.

Paraguay, con una expansión de 9,7%, liderará el crecimiento en 2010, mientras que Venezuela anota una caída de 1,6% y Haití -que enero sufrió un devastador terremoto y ahora una epidemia de cólera- una caída de 7%.

En 2010 el desempeño de la economía de la región fue “sobresaliente”, según la secretaria ejecutiva de la Cepal , la mexicana Alicia Bárcena, quien destacó el impacto de las políticas contracicíclicas de los gobiernos y la recuperación  internacional como principales impulsos para la rápida recuperación.

Sin embargo, según Bárcena, “el comercio, las remesas, la inversión extranjera directa y la economía global se recuperan en dos velocidades: una para los países emergentes y otra para los países desarrollados”.

Según el informe, la región recuperó los volúmenes de comercio previos a la crisis, y la inversión extranjera directa recuperó entre 30 y 35% después de una caída de más de 40% en 2009.

Las remesas, sin embargo, no alcanzaron los niveles previos a la crisis a pesar de que volvieron a crecer. “Difícilmente se van a recuperar, por tres factores: los mercados de los países desarrollados siguen deprimidos, la política  migratoria se ha endurecido, y la permanencia de los trabajadores al exterior se ha limitado”, explicó Bárcena.

En tanto, las importaciones crecieron y las exportaciones mejoraron tanto por el incremento de los volúmenes como de los precios. Los países mineros (Chile y Perú) se beneficiaron de un mayor precio de los metales, de la misma forma  que los países petroleros (Colombia, Ecuador, Bolivia, Venezuela) aprovecharon el precio del combustible.

La inflación, que pasó de 4,7% en 2009 a una cifra estimada de 6,2% en 2010, fue causada por el aumento de los precios de los alimentos y combustibles, pero según Bárcena, “no se prevé que se convierta un problema a corto plazo”.  

El informe señala que 2010 fue un año “particularmente severo” para la región en desastres naturales, cuyo impacto económico fue cifrado en 49.188 millones de dólares, de los que 30.000 fueron producto del terremoto de febrero en  Chile.

El crecimiento previsto para 2011 de 4,2% se realizará en un marco de “incertidumbre mundial”.

“Diversos factores han generado un escenario menos optimista en la economía internacional, lo que ha sumado a un menor impulso sobre la demanda proveniente de las políticas públicas y al estrechamiento de la capacidad productiva  ociosa, auguran un menor crecimiento de la región en 2011, de 4,2%”, explicó la Cepal.

De todas formas, la elevada rentabilidad con bajo riesgo que pueden ofrecer muchos activos financieros de la región - a diferencia de muchos países europeos- puede dar lugar a un incremento de capital de corto plazo, que según Bárcena, puede originar una apreciación excesiva de las monedas latinoamericanas.

“El mayor desafío de la región es el de la apreciación cambiaria y el flujo de capitales”, señaló Bárcena, quien destacó la necesidad de una mayor coordinación internacional en el tema.

Colombia no pasará

El crecimiento de Colombia para este año que finaliza será del 4%, el mismo porcentaje previsto para 2011, según la Cepal.

El representante de la Cepal para Colombia, Juan Carlos Ramírez, indicó que la dinámica positiva del país descansa en el repunte de las exportaciones tradicionales de carbón y petróleo, y en el comportamiento relativamente positivo de la indus-tria. 

“No obstante en edificación privada y en agricultura hemos tenido pérdidas que se acentuarán por el invierno, en aproximadamente un 1% ó 2% del PIB”, dijo.

Agregó que la capacidad contracíclica del gasto público empieza a mostrar rastros de agotamiento que consideró normales. “Hay optimismo en la demanda privada y en el comercio, como en los paquetes financieros, que mostraron un repunte en el segundo semestre del año”, declaró.

No obstante, indicó que  el país no aprovechó el comercio con mercados emergentes de Asia, como China e India. 

Dijo que el crecimiento pro-yectado para 2011 será igualmente inferior al de la región pero no tan distante al de este año. La Cepal calcula que entrará una recesión en toda la región. Afirmó que Colombia se afecta por las economías vecinas, como Venezuela y Ecuador. Por eso fue buena la estrategia de buscar la apertura de otros mercados, como Panamá, Perú y Chile. Consideró que el empleo ha ido bien en estos dos últimos meses del año, pero todavía no es intensivo en el campo asalariado. 

“Colombia sigue estando rezagada en la formalidad de empleo con respecto a Latinoamérica. Ese es el desafío propuesto por el Gobierno. Hay una enorme posibilidad de impulso en las dos locomotoras propuestas de vivienda y agricultura. Si se logra hacer un esfuerzo grande en esos dos sectores va a mejorar el empleo.  En Colombia hace falta mayor formalización laboral, para que el incremento del trabajo tenga un mayor impacto sobre el conjunto de la economía”, sostuvo Ramírez.

El informe de la Cepal indica que el desempeño fue sobresaliente y América Latina y el Caribe seguirá siendo un gran dinamizador y jalonador de la economía mundial, junto con Asia.  No obstante para 2011, el organismo prevé un entorno turbulento; una desaceleración del crecimiento global; una reducción más moderada de la tasa de desempleo a 7,3%, y un aumento del déficit en cuenta corriente, al 1,5% del PIB regional. 

“Hay que reconstruir el espacio para políticas contracíclicas fiscales y financieras, aumentar la inversión y aplicar políticas productivas con impulso a la innovación y el cierre de las brechas “, concluyó la Cepal.

La Opinión.com