21 abr. 2010

Empresas de Cúcuta reportan 75 por ciento de pérdidas

 Sumado al reporte de la Supersociedades, que indica que Cúcuta fue la ciudad con menor crecimiento empresarial (-20,07%) en 2009, gremios y empresas aseguran que durante la vigencia pasada y en lo corrido de 2010 continúan las pérdidas con Venezuela.

La Federación Colombiana de Transportadores de Carga por Carretera (Colfecar) en Norte de Santander, revela que en 2009 comparado con 2008 en ventas "vimos un descenso de 75 a 80 por ciento del intercambio de importación y exportación con el vecino país. En 2008 llegamos a una cifra de 7.600 millones de dólares.

En 2009 fueron 5.500 millones y en lo corrido de este año se habla de 600 millones de dólares de venta", explicó el director regional, Leonardo Méndez Agudelo.

Agregó que "en el primer trimestre de este año la situación ya no es crítica, sino que estamos en estado de coma. Seguimos con mucha preocupación porque las empresas que tienen sede o agencias en Cúcuta se han visto obligadas a cerrar o reducir personal debido al descenso que se ha presentado. Por dar un ejemplo, en Ureña y San Antonio se han cerrado más de 100 empresas dedicadas al comercio exterior, desde almacenadoras, agencias aduaneras, comercializadoras, personal de cotero, montacargas, etc.".

Entre tanto, el presidente de Fenalco en Cúcuta, Rodolfo Mora, asegura que la crisis comercial se ha agravado y considera como negativo para la región las medidas adoptadas por el gobierno venezolano para estabilizar las transacciones.

"La devaluación del bolívar se acentúa cada día más. Teníamos esperanzas que, con el esfuerzo del gobierno venezolano, iba a haber un equilibrio del dólar de 4,30 con el dólar paralelo y eso no fue posible. Era una medida que el vecino país tomaba inyectando más dólares al mercado, pero la operación no ha servido y por el contrario vemos que se sigue disparando el dólar paralelo y el bolívar ya está en 27 centavos", explicó el directivo.

Dijo que las industrias de arcillas y carbón que tienen su radio de operación en Cúcuta y que tenían su fuente de ingreso en las exportaciones hacia Venezuela, se encuentran en un 70 por ciento congeladas.

"Tenemos un aislamiento en la región porque no tenemos vías de comunicación óptimas para sacar productos hacia la costa y centro del país. Las carreteras son muy malas y el flete se encarece demasiado, de manera que las industrias pesadas no tienen mayor alternativa", indicó.

Igualmente, la Federación Colombiana de Agentes Logísticos en Comercio Internacional (Fitac) en Cúcuta reporta una variación negativa con relación a 2009 del 40,7 por ciento.

La presidente de la Federación, Sandra Guzmán, informó que "si bien es cierto, las importaciones se han incrementado entre febrero y marzo, el balance es que estamos haciendo casi la mitad de las operaciones".

Asia y Europa, alternativas de mercado
Según la comisionista de bolsa Correval en caso de que las exportaciones a Venezuela continúen el ritmo de reducción de los últimos meses (escenario extremo), se necesitaría que las exportaciones hacia Estados Unidos crezcan a una tasa promedio anual del 10 por ciento, en lo que resta del año y que la dinámica del 2009 se mantenga hacia China, Países Bajos y otros como Francia, para compensar los efectos negativos producidos por el país vecino. Sigue siendo claro que el principal riesgo sobre el sector exportador colombiano y sobre la industria proviene de Venezuela, país que ha cerrado totalmente la frontera para algunos productos, incluso básicos.