3 ago. 2010

Siguen dudas por descuento en el IVA

La directora de la Dian en Norte de Santander, Josefa Tovar, aseguró que con la medida del Gobierno para zonas de frontera en donde se descuenta el IVA para productos de sectores como calzado alimentos, confecciones, electrodomésticos y materiales para la construcción, nadie tiene porque perder.


Explicó que el Gobierno está haciendo los estudios pertinentes sobre ese tema y precisó que sobre la decisión y su aplicación la Dian está reuniéndose con los contribuyentes para brindarles orientación sobre el manejo legal.

Sobe las posibles pérdidas para el comercio por el tener que asumir un IVA que ya asumieron en sus compras, la funcionaria aclaró que los comerciantes no tiene porque perder y pidió paciencia porque los temas tributarios son muy técnicos y de manejo contable.

“Los contadores con quienes compartimos saben que si se compra una mercancía con IVA y se vende si ese gravamen, sencillamente el impuesto se traslada al costo del producto, pro el asunto es motivo de estudio” declaró.

Afirmó que hay personas que tienen inventarios muy altos por la situación de la ciudad y que ya hicieron uso del IVA lo cual hace menos compleja su situación. Indicó que ahora que van a efectuar la exención del 16 por ciento, muy seguramente podrán dar precios muy favorables a sus clientes.

Explicó que el decreto tiene pendiente para su reglamentación todo el artículo segundo, es decir el que habla de las daciones en pago.

Dijo que las ventas han sido muy favorables con la medida toda vez que los almacenes y los contribuyentes han precisado que bajaron considerablemente sus inventarios.

Indicó que la mayor duda es el manejo contable del IVA excluido y por ello se han promovido charlas técnicas orientadas a hacer aclaraciones a los asesores contables con quienes se logran acuerdos sobre el manejo.

“Con la medida el consumidor no paga IVA y como en este caso se venderá sin el impuesto entonces nadie lo asume, ni el comprador ni el dueño del negocio porque la ley le permite que lo lleve al costo del producto”, aseveró.

Dijo que las grandes superficies han hecho importantes ventas de electrodomésticos hacia otras partes del país.

“Las personas que ya hicieron uso en sus declaraciones tributarias del IVA de las compras están muy contentos porque están vendiendo inventario de mercancías que tenían en aplicación a la exención aplicada por el Gobierno y están generando un volumen muy importante en sus ventas”, afirmó.

Con esto gana el consumidor que compra sin el 16 por ciento de IVA y el comerciante que ya hizo uso de ese IVA en su declaración va a ganar en la medida en que podrá reactivar sus ventas en el comercio.


La Opinión.com

Dólar cayó a su mínimo del año; la divisa se situó, en promedio, a 1.832 pesos


De mantenerse esta situación, analistas consideran que el Banco de la República podría retomar las compras de dólares.
A paso lento, el dólar continúa con su tendencia a la baja y ayer cayó a su mínimo del año. Tras un descenso de 10 pesos, la divisa se cotizó en promedio en 1.832 pesos, valor que se convierte en el más bajo registrado, no sólo en todo el 2010, sino desde octubre del 2009.
Además, en lo corrido del año, el precio promedio del dólar se ubica en 1.936 pesos, el más bajo desde el 2003. El anterior había sido en el 2008, cuando el promedio del año fue de 1.965 pesos.
Según información de la agencia Bloomberg, el comportamiento de la divisa se atribuye a que ha aumentado la especulación frente a la posibilidad de que se incremente la llegada de recursos extranjeros al país.
Y otro tema que ha vuelto a ponerse sobre la mesa es la necesidad de una intervención por parte del Banco de la República en el mercado cambiario. Como se recuerda, entre el 3 de marzo y el 30 de junio de este año, el Emisor hizo compras diarias por 20 millones de dólares, con el objetivo de corregir un 'desalineamiento' en la tasa de cambio, pero ahora que se han acentuado las presiones revaluacionistas, no se ha visto ninguna actuación.
Skandia considera que si bien el Banco Central debe comprar dólares, el tema de atajar la caída de la divisa debe ser un efecto secundario, pues el objetivo principal de las adquisiciones debe ser la justificación del crecimiento económico, por medio del aumento en las reservas internacionales.
Esto, si se tiene en cuenta que el buen comportamiento de la economía seguramente conllevará a un aumento en las importaciones del país, por lo cual es importante contar con un nivel más robusto de reservas. Además, las mayores necesidades de liquidez en la economía se producen a comienzos y finales del año, y la compra de dólares sería un buen mecanismo para suministrarla.
Si bien el Emisor aún no ha mencionado nada sobre este tema, un informe de la Skandia considera que en cualquier momento hará un anuncio en relación con la compra de dólares, aunque es difícil establecer si el mecanismo será el mismo que utilizó en el primer semestre de este año, o si se haría bajo un método discrecional.
Skandia considera que dicha decisión podría tomarse en la próxima junta directiva del Banco de la República y calcula que de producirse, el Emisor podría acumular 2.700 millones de dólares adicionales a las reservas.
Por otra parte, el jefe de investigaciones económicas de Correval, Daniel Velandia, dijo en declaraciones a Bloomberg que el Banco podría anunciar la compra de hasta 30 millones de dólares diarios si la divisa cae por debajo de los 1.800 pesos.
La más revaluada en emergentes
Datos de 'Bloomberg' señalan que entre 26 monedas de mercados emergentes, el peso colombiano se mantiene como la más revaluada, pues este año el precio del dólar ha caído 11,54 por ciento. Le siguen el ringgit malayo, que ha ganado 8,37 por ciento, la corona de Islandia con 5,5 por ciento y la rupia de Indonesia con 5,16 por ciento. De América Latina, otras monedas que aparecen en la lista son el peso mexicano en quinto lugar con una revaluación de 4,1 por ciento y el nuevo sol peruano, que gana 2,58 por ciento en lo que va del 2010.
Portafolio.com

El colombiano promedio compra 2,2 pares de zapatos cada año


En el último mes, los que más destinaron parte de sus gastos a calzado fueron los pastusos, seguidos de los manizaleños y de los medellinenses.
De los 161,97 billones de pesos que los colombianos consumieron en todo tipo de mercancía entre enero y junio, 1,34 billones los destinaron a comprar zapatos.
Según el estudio del Observatorio del Calzado Raddar-Acicam, de eso los hombres, que tienen el 59 por ciento del mercado (no por pares de zapatos sino por la plata destinada a esta clase de artículos), se gastaron 790.896 millones de pesos. En promedio vale más un par de zapatos para hombre que para mujer.
Ellas, que compran más pero cada par les vale menos, tienen el 29 por ciento del mercado y destinaron 388.644 millones de pesos, mientras para los niños, que tienen el 14 por ciento, se destinaron 187.621 millones. 
Por ciudades, los que más plata destinaron a la compra de zapatos en el último mes fueron los pastusos que, en sólo junio, en promedio, gastaron 19.639 pesos en la compra de zapatos, muy por encima, del promedio nacional, 4.937 pesos.
A ellos les siguieron los manizaleños con un promedio de 15.975 pesos, los de Medellín con 13.589, luego los de Neiva con 12.352 pesos y los de Montería con 12.338 pesos.
Pero en pares de zapatos el asunto es a otro precio. Un colombiano consume en promedio 2,2 pares de zapatos al año, que para el presidente de la Asociación Colombiana de Industriales del Calzado, el Cuero y sus Manufacturas (Acicam), Luis Gustavo Flórez, es bajo en comparación con países como Estados Unidos o algunos de Europa, en donde una persona puede comprar en promedio cuatro veces más. 
Incluso, en comparación con países de la región, como Argentina, Chile o Uruguay también es bajo porque en esos el consumo podría ser del doble, aunque en esas naciones hay estaciones, lo que indiscutiblemente obliga a las personas a usar diferente tipo de calzado para cada época.
Estas son algunas de las características con las que arrancarán hoy dos ferias en Bogotá: una, la Feria Internacional del Cuero y el Calzado, que reunirá en Corferias a unos 400 expositores, y la segunda es Expoleather III que reunirá a 300 expositores en la Plaza de los Artesanos.
¿Qué pasó en junio?

En sólo junio, y según el estudio, el mercado de calzado representó 222.266 millones de pesos frente a un consumo de todo tipo de artículos de 27,37 billones de pesos, mientras un mes antes, es decir en mayo, representaba 220.676 millones de pesos.
Los colombianos que menos dinero destinaron a zapatos en junio fueron los que viven en Cartagena, quienes gastaron 5.341 pesos en la adquisición de este artículo.
También están los bumangueses con 6.286 pesos y los bogotanos con 6.780.


Portafolio.com