23 jul. 2010

Dell pagará US$100 millones para liquidar demanda por pagos de Intel, tras acusación de la SEC


La compañía informática accedió a pagar ese valor, luego de que la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC) la acusara de no haber informado debidamente de pagos recibidos por Intel.
Además, el fundador de la compañía, Michael Dell, y su ex responsable ejecutivo Kevin Rollins, accedieron también a pagar 4 millones de dólares cada uno en multas por la misma cuestión, mientras que James Schneider, ex director financiero, abonará 3 millones de dólares.
La SEC, que investigaba a Dell desde 2005, la demandó por no haber informado a los inversores de los cuantiosos pagos recibidos del fabricante de microprocesadores a cambio de que el fabricante de ordenadores no utilizara los microchips fabricados por Advance Micro systems (AMD), el principal rival de Intel.
Esos pagos permitieron a Dell cumplir con las previsiones de los analistas respecto a sus cuentas empresariales, según la SEC, que asegura que cuando Intel dejó de abonar esas cantidades, la empresa volvió a incumplir su obligación de explicar debidamente a sus inversores por qué habían caído los resultados.
"El Consejo de Administración (de Dell) reitera su unánime apoyo al continuado liderazgo de Michael Dell y de todo el equipo gestor en su compromiso con la transparencia contable, la integridad en la difusión de datos financieros y un potente gobierno corporativo", aseguró hoy en un comunicado el presidente de ese organismo, Sam Nunn.
Las autoridades estadounidenses también investigan desde hace años a Intel para tratar de demostrar que llevó a cabo prácticas monopolísticas con presuntas coerciones a sus clientes para que no usaran productos de AMD, su principal competidor.
Según las autoridades de este país, Intel llegó a acuerdos exclusivos con los grandes fabricantes de computadores para que usaran sus microprocesadores a cambio de miles de millones de dólares.
Las unidades de procesamiento x86 fabricadas por Intel son las que utilizan la mayoría de computadores y representa un mercado que supera los 30.000 millones de dólares en ventas anuales a nivel mundial.
Se calcula que Intel controla el 90 por ciento de ese mercado, según datos facilitados por la Fiscalía de Nueva York cuando emprendió su correspondiente investigación en enero de 2008.
Alegaciones similares de posibles prácticas monopolísticas por parte de Intel han sido investigadas en Europa y Asia y en algunos casos se determinó que la empresa había violado normas vigentes antimonopolio.
En Europa, la Comisión Europea le impuso una multa récord de 1.060 millones de euros (casi 1.450 millones de dólares) en 2009 por considerar que el líder mundial en el mercado de microprocesadores abusó de su posición dominante y obstaculizó la competencia y la innovación.

Nueva tensión entre Colombia y Venezuela, crea mayor incertidumbre empresarial

Cierre de las fronteras significará pérdidas cercanas a US$2,4 millones diarias, dice informe.

Pese a que los empresarios colombianos han remplazado buena parte del mercado venezolano con otros destinos, crecía la esperanza de lado y lado de la frontera que se pudiera restablecer un intercambio comercial natural entre los dos pueblos vecinos.

En momentos en que, por decisión del mandatario venezolano, se hacen añicos las relaciones entre los dos países, las ventas externas de productos colombianos al vecino país ya se encontraban por el suelo.

Un reciente informe de Dane muestra que las exportaciones a Venezuela en mayo de este año sufrieron un desplome de 68,9%, mientras que a Estados Unidos crecieron 25,5% y a Ecuador 55,3%. Todo comparado con el mismo periodo de un año atrás.

El ministerio de Comercio, Industria y Turismo estima que un cierre total de las fronteras significará pérdidas diarias cercanas a los 2,4 millones de dólares. Colombia ha explorado otros destinos, pero Venezuela se ha quedado quieta en este sentido.

El presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, manifestó que el intercambio comercial se encuentra en su más bajo nivel, y que Colombia ha encontrado otros destinos comerciales. Además muchos industriales nacionales no han conseguido que sus pares venezolanos les cancelen las deudas estimadas en más de 300 millones de dólares. 

Durante los cinco primeros meses de 2010, las exportaciones destinadas a Venezuela disminuyeron 71,4%, dice el informe del Dane. Un año atrás, las ventas externas destinadas a Venezuela habían presentado un crecimiento de 0,5%.

Precisa el informe que en los cinco primeros meses de 2010, alrededor del 42,6% del total de las exportaciones realizadas por Colombia se destinaron a Estados Unidos; 4,1% a Ecuador y sólo 4,0% a Venezuela.

La Cámara de Integración Económica Venezolano Colombiana (Cavecol) había estimado que la balanza comercial entre los dos países podría cerrar 2010 en 1.850 millones de dólares, lo que significaría un desplome cercano al 60%. Pero ahora todo podrá terminar en cero.

Las cifras indican que desde que el presidente venezolano declaró el bloqueo comercial a los productos colombianos, en julio del año pasado, el mercado natural entre los dos países ha caído dramáticamente, con mayor incidencia entre los pobladores de lado y lado de la frontera. Pese a esta circunstancia en 2009 el intercambio comercial alcanzó los 4.620 millones de dólares.

En su mejor momento de relación comercial, el mercado entre empresarios colombianos y venezolanos llegó a mover recursos por 7.300 millones de dólares como los registrados en 2008.

Fedecámara del Estado Táchira considera que la situación laboral de los pueblos fronterizos se ha deteriorado en forma dramática. Las estadísticas sugieren que en Táchira se han perdido más de 20.000 empleos y cerrado muchos negocios.

Ventas externas

El Dane considera que el desplome de las exportaciones a Venezuela del 68,9% en mayo de este año se explica por las menores ventas de carnes y despojos comestibles, que contribuyeron con -20,4 puntos porcentuales a la variación; la disminución de 100,0% presentada por este grupo se atribuye a las menores ventas de "carne de animales de la especie bovina, fresca o refrigerada, en canales o medias canales" y "cortes finos de carne de animales de la especie bovina, deshuesada, fresca o refrigerada", que aportaron, en conjunto, -78,9 puntos porcentuales a la variación de este tipo de productos.

Sal, azufre, tierras y piedras; yesos, cales y cementos, registraron una disminución de 98,9%, al pasar de 27,7 millones de dólares a 0,3 millones. 

Tejidos de punto, con una disminución de 89,0%, aportaron -5,7 puntos porcentuales a la variación total de las exportaciones a Venezuela; al pasar de 29,6 millones de dólares en mayo de 2009 a 3,3 millones de dólares un año después, precisa el informe del Dane.

La disminución de 71,4%, registrada por las ventas externas destinadas a Venezuela en el período enero - mayo de 2010, se explica también por las menores compras de carnes y despojos comestibles, que disminuyeron 100% y aportaron -20,7 puntos porcentuales a la variación total (-71,4%).

Este resultado fue ocasionado principalmente por "carne de animales de la especie bovina, fresca o refrigerada, en canales o medias canales", que aportaron -84,1 puntos porcentuales a la variación de esta línea de productos.

Calderas, máquinas y partes, disminuyeron 71,5%, al pasar de 144,2 millones a 41,1 millones de dólares.

Combustibles y aceites minerales y sus productos, registraron una disminución de 71,8%, al pasar de 131,2 millones de dólares en los cinco primeros meses de 2009 a 37,0 millones en el mismo período de 2010. 

Este resultado fue ocasionado principalmente por las menores ventas de "gas natural de petróleo en estado gaseoso", que presentaron una caída de 72,5%, destaca el estudio.

Las ventas externas de papel, cartón y sus manufacturas representaron 12,4% del total de las exportaciones destinadas a Venezuela durante los cinco primeros meses de 2010. 

Le siguen las ventas de aceites esenciales, perfumería y cosméticos con 6,4%, calderas, máquinas y partes con 6,3%, y combustibles y aceites minerales y sus productos con 5,7%, dice el Dane.

 Tomado El Espectador.com

Ruptura de Venezuela genera preocupación gremial



Los empresarios colombianos le salieron al paso a las declaraciones del Presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, en el sentido de romper de manera definitiva las relaciones con Colombia. Aseguran que esta es una reacción inmediata a los señalamientos hechos en la sesión extraordinaria de la OEA en la que se señala a Venezuela como refugio de grupos terroristas.

El Presidente de la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio (Confecamaras), Eugenio Marulanda Gómez, afirmó que el hecho no es más que una precaria grandeza histórica. Cuestionó el hecho que el mandatario venezolano haya producido la ruptura a instancias del bicentenario de independencia de las naciones.

“Yo creo que esa fue una salida ocurrente del Presidente venezolano para evadir la comisión de la OEA y de paso prorrogar en el tiempo hasta la instauración del nuevo Gobierno”, declaró Marulanda a La Opinión.

Instó a los colombianos a bogar por el respeto, así como por la unidad nacional,  a la dignidad nacional, a la soberanía colombiana y por el respeto a las comunidades fronterizas, a las familias colombo venezolanas y por toda la trayectoria bicentenaria. 

En cuanto a lo económico y comercial que considera se vuelve accesorio frente al hecho político invitó al país a la calma y el sosiego toda vez que consideró que el país aprendió a sustituir las exportaciones a Venezuela y aplaudió la diligencia estatal para evitar la dependencia.

“Tarde o temprano esa reanudación tendrá que darse para volver por los fueros de la legalidad, de la diplomacia y de las buenas maneras. Esta es una necesidad indiscutiblemente fraterna que hay entre las dos naciones en cuanto a ese trasegar juntos que hemos tenido por 200 años”, agregó.

Según Marulanda hay una desconsideración muy grande en lo humanitario porque los niños, los ancianos, los hombres y las mujeres, todo el conglomerado humano está llevando del bulto y con alta cuota de sufrimiento por los sobresaltos y las vicisitudes de los gobiernos.

“Hay que hacer una invocación humanitaria, no hay derecho que en pleno siglo 21 primen este tipo de referentes de una política internacional en donde el asunto se está pasando de la raya, ahora si nos tocó ponernos de pié a bogar por el respeto, la dignidad, la soberanía y la colombianidad”, concluyó el dirigente cameral.

Ojo con Cúcuta


A su turno el Presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Guillermo Botero Nieto, afirmó que la nueva situación obligará al nuevo Gobierno a tomar medidas extraordinarias para Norte de Santander porque en esta tercera oportunidad el rompimiento parece ir más en serio y la situación se dilatará con consecuencias delicadas para el departamento.

Con la llamada a consultas de su embajador y el cierre diplomático, todo apunta a que la cosa es mucho más compleja. Expresó su preocupación por el impacto que el nuevo anuncio pueda tener sobre Cúcuta, aparte del ya registrado y que tiene a la capital nortesantandereana en graves dificultades y con un alto de riesgo de empeorar.

Para el dirigente gremial hay una mixtura de versiones provenientes del Palacio de Miraflores que confunden y dejan penando a más de uno, ello porque la ruptura es diplomática y política, pero no comercial y de otro lado se precisa que el lío es con el Presidente, Álvaro Uribe y no con el mandatario electo, Juan Manuel Santos.

Así las cosas, los comerciantes prevén que el próximo siete de agosto el Presidente Chávez podría reabrir y volver por los fueros diplomáticos.

“Con todo este desencuentro el más perjudicado ha sido Venezuela y muestra de ello es el caso de PDVAL y el  manejo de los alimentos en lo que demostró total incapacidad a la hora de repartirlos. Distinto es cuando se compran alimentos de Colombia en donde se exporta logística y eficiencia”, indicó Botero Nieto.

Cambistas en apuros


Los profesionales del cambio de Norte de Santander manifestaron su preocupación por la situación política y económica de la frontera que ya no requiere de estudios ni análisis porque es totalmente visible el deterioro de los empresarios de Cúcuta.

Para colmo de males el bolívar sigue de capa caída reportando una caída a niveles de 22.5 centavos por peso, haciendo cada vez más inviable la actividad cambiaria y el desempeño de negocios que dependen de la demanda venezolana.

El Presidente de Asocambios, Carlos Luna, demandó del Gobierno cero retórica y más tangibles que le den a Norte de Santander la opción del desarrollo sin la dependencia histórica de Venezuela. Aseguró que es urgente el desarrollo de las vías del progreso que conecten  a la región con el centro del país y los puertos.

Le pidió al ejecutivo promover todo de tipo de incentivos para la inversión extranjera en donde esta reciba un tratamiento especial y demandó ayudas en créditos blandos que le permitan al empresariado contar con capital de trabajo y oxígeno financiero.

“Actualmente están llegando cientos de familias de Venezuela con ahorros de muchos años a la ciudad y so está llenando la ciudad de bolívares, factor que abarata esa moneda”, anotó.

Una ciudad en la incertidumbre


La Cámara de Comercio de Cúcuta dijo que la terrible caída en la actividad comercial es causa efecto de la incertidumbre que genera la situación política y el deterioro político.

El director ejecutivo de la entidad, Pedro Sayago, reconoció que si bien hay una búsqueda de mercados tanto en lo doméstico como en lo internacional, hay de igual forma dificultades por los aspectos de infraestructura y demora en la construcción de carreteras determinantes para el desarrollo.

Para la Cámara de Comercio la realidad económica de Cúcuta la contracción de la actividad comercial llega al 80 por ciento. Aseguró que los interrogantes son el común denominador de Cúcuta, asunto complejo porque redunda en menos dinámica.

El diferendo en concepto de Sayago no solo cuesta los 7.000 millones de dólares que se reportan por ventas legales a Venezuela sino que golpea la frontera con otros 7.000 millones de dólares en promedio, fruto de la actividad comercial con el Estado Táchira.

“Este lío no solo afecta a Colombia y a Venezuela sino a países de Centroamérica, el Caribe, a México Estados Unidos y toda Sur América”, señaló.

Dijo que hay aspectos en Venezuela que se ven venir y advirtió que en esa nación habrá una adopción de medidas impopulares que tienen que darse para poder hacer viable la economía. Pronosticó el ajuste en el precio de los combustibles, alzas en tarifas de servicios públicos y un revolcón tributario que conlleva a subir las tarifas de IVA.

“En este momento Venezuela es la Grecia de Sur América y esas medidas las tomó Colombia hace unos años y logró enderezar el camino”, afirmó.