6 dic. 2010

Dos de cada tres trabajadores no recibirán prima este fin de año


Dentro de los trabajadores que la tendrán se cuentan 802.000 empleados estatales, según Dane.
Ya llega la Navidad y, con ella, se abre la expectativa de los regalos que se recibirán en esta época de mayores gastos y consumos de todo el año.
Uno de esos 'regalos' -o más bien derecho- es la prima que aparentemente reciben muchos trabajadores, pero que, en realidad, es 'familiar' para pocos hogares.
Cálculos optimistas indican que, del total de la población económicamente activa, es decir, de las personas en capacidad de trabajar, a lo sumo, solo 7,5 millones de personas recibirían la prima legal.
En otras palabras, solo una de cada tres personas que está en el mercado laboral recibiría ese beneficio, que es una quincena adicional, igual a la que deben recibir en junio, para completar un mes de salario extra en el año.
No obstante hay estimativos mucho menos optimistas. El profesor de la facultad de ciencias económicas de Universidad Nacional, Ricardo Bonilla, estima que apenas unos seis millones de colombianos puede recibir ese beneficio salarial en esta Navidad.
La prima se define como un aporte de las utilidades de las empresas a sus asalariados, y constituye un 'salvavidas' económico importante para ese tipo de trabajadores oficiales o privados.
También la reciben los pensionados, que en Colombia suman alrededor de un millón.
Pero la situación del mercado laboral del país es inquietante, en la medida en que la tasa de desempleo es elevada (superior al 10 por ciento) y en que la informalidad puede calificarse de extrema.
Las cuentas reales sobre quienes podrían ser los trabajadores susceptibles de recibir la prima navideña no son claras debido a que hay condiciones especiales que, en algunos casos, no obligan a pagarle a un trabajador ese beneficio o, sencillamente, su tipo de contrato no aplica para recibir ese dinero extra.
De los cerca de 22 millones de personas que hacen parte de la población económicamente activa, en Colombia hay cerca de 19,7 millones de ocupados y, de ellos, algo más de la mitad son informales.
En el grupo de los casi nueve millones de trabajadores formales que quedan -catalogados estos como aquellos que cotizan a seguridad social en pensión, salud y riesgos profesionales- hay unos 6,7 millones, clasificados como 'empleados particulares', es decir, vinculados formalmente a una empresa. Ellos deben recibir su prima de Navidad.
No obstante, hay casos de pequeñas empresas que incumplen con esa obligación e incurren, incluso, en irregularidades como descontarles a sus empleados los aportes a pensión y salud, pero no las giran al sistema al cual sus empleados están legalmente inscritos. Así, mucho menos estarían dispuestos a pagarles una quincena extra.
Otro grupo en el que todos deberían recibir prima es el del Gobierno, donde hay 802.000 trabajadores, según el Dane, aunque el Ejecutivo habla de un millón. Aquí se incluyen los llamados contratistas, quienes no reciben primas.
Los que no la tienen
Existe un grupo grande de trabajadores que no reciben la prima por diversas razones.
Según el Dane, en octubre había más de 683.000 empleadas domésticas y a ellas la ley no obliga a pagarles el beneficio. Depende de la voluntad del patron.
También están los trabajadores clasificados como 'patrón o empleador', que no acostumbran a 'autopagarsela' y son 977.000. Además, están los 'trabajadores familiares sin remuneración', casi un millón y 'trabajadores sin remuneración en otras empresas', que son 93.000. Se suman los jornaleros que tampoco ganan prima y son 903.000.

 EL TIEMPO.COM

Combustible nacional llegó a las bombas del departamento

Las estaciones de servicio de varios municipios de Norte de Santander fueron cargadas el fin de semana con combustible colombiano.

En los últimos días hubo reportes de que se les estaba agotando el hidrocarburo.

María Eugenia Martínez, directora ejecutiva de la Federación Nacional de Distribuidores de Combustibles (Fendipetróleo), detalló los envíos.

Las mulas que estaban atrapadas en un trancón en La Laguna, lograron pasar y les llevaron gasolina y ACPM a las bombas de Cúcuta, área metropolitana, Sardinata y Bucarasica.

La semana pasada, el Ministerio de Minas autorizó a Ecopetrol para que abasteciera a las bombas de la provincia de Ocaña, desde la planta de Ayacucho en el Cesar.

A las gasolineras de Pamplona, Toledo, Ragonvalia y Chinácota, les enviaron los hidrocarburos procedentes de la planta de Chipita, en Bucaramanga.

A raíz de que poco a poco los tanques se estaban quedando vacíos, muchas solo atendían a los clientes tradicionales como clínicas, empresas, el Ejército, la Policía y otras organizaciones.

La dirigente gremial confirmó este domingo que la situación se revirtió, aunque señaló que en materia de ACPM las ventas han bajado por la disminución del movimiento de los camiones y tractomulas.

A Norte de Santander Ecopetrol despacha los derivados del petróleo con precios especiales para la frontera, como una manera de poderles competir a los expendios callejeros.

Hoy, los letreros en las bombas cucuteñas se ofrecen a los conductores los derivados del petróleo a $4.345 y $4.097 el galón.

En octubre, las gasolineras expendieron 557.618 galones de gasolina nacional y 1’866.943 de ACPM, en esta parte del país.

¿Y la importación?


Luego del restablecimiento de las relaciones entre Colombia y Venezuela, quedó definido el despacho de 10 millones de galones de hidrocarburos a los departamentos fronterizos.

El primero de diciembre eran esperados los carrotanques con  el primer envío para Norte de Santander.

Cuatro millones de galones llegarán mensualmente desde el otro lado del río Táchira.

Sin embargo, hasta ayer no había llegado ni un litro. Preguntada qué sabía sobre el asunto, María Eugenia Martínez  comentó ayer:

“Hasta la semana pasada teníamos conocimiento de que las vías estaban también afectadas por el invierno en Venezuela y ese fue el motivo para que no hubieran llegado”.

En la semana que comienza, de nuevo reina la expectativa en la región sobre la llegada los combustibles importados, que se venderán al público a $3.500 la gasolina y $2.850 el Diesel.

Según los compromisos, plantas de Agualinda (Los Patios) y Terpel, en Cúcuta, tendrán el encargo de surtir a 96 estaciones de Norte de Santander.

La estructura de almacenamiento que opera en territorio patiense, será manejada por la Cooperativa Múltiple de Pimpineros de Norte de Santander (Coomulpinort).

Se trata del componente social del esquema que busca enfrentar el contrabando, el cual es favorecido por el gigantesco diferencial de precios.

“Del lado colombiano está en 4.000 bolívares el litro, mientras que en Venezuela se vende a 0,09 bolívares”, calculó recientemente Rafael Ramírez, Ministro de Energía y Petróleo del vecino país.

Estudios de la Secretaría de Gobierno departamental señalan que el consumo del parque automotor en Norte de Santander oscila entre los 10 millones y 12 millones de galones mensuales.

Después de operar durante un año el convenio de importación, el 18 de agosto del año pasado Venezuela le cortó el chorro de gasolina a los nortesantandereanos.

La Opinión.com

Minhacienda admite que invierno causará estragos en economía del país

El ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, admitió este lunes que el feroz invierno que sufre el país se verá reflejado negativamente en la economía del país.
El alto funcionario explicó que los efectos de inflación, aunque no son tan grandes, será visibles el próximo año.
"De alguna manera ya se ha visto afectado el IPC de noviembre y es muy probable que el de diciembre también", aseguró.
De otro lado, como lo anticipó Elespectador.com, laproducción agropecuaria se ha visto afectada.
"El número de hectáreas de los totales afectados del país no tiene una magnitud para afectar la totalidad de la producción pero es indudable que ésta se ve afectada; principalmente por las dificultades para la movilización de los alimentos", recalcó en diálogo con Caracol Radio.
El fin de semana, el Dane dio a conocer que en noviembre de 2010, la variación del Índice de Precios al Consumidor - IPC -, fue 0,19%. Tasa es superior en 0,26 puntos porcentuales a la registrada en noviembre de 2009, que fue -0,07%.
En lo corrido del año los precios al consumidor acumularon una variación de 2,51%. Esta tasa mayor en 0,59 puntos porcentuales a la registrada para igual período del año 2009 de 1,92%.
De otro lado, sostuvo que ya fue confirmado por el Ideam que en la medida que avancen diciembre y enero "la crudeza" de la ola invernal se va a ir reduciendo.
El Espectador.com