3 mar. 2011

Norte de Santander brilló en la feria de Anato

La feria especializada más importante del sector turístico se desarrolló en Bogotá.

Gladys Navarro de Uribe, presidenta de la entidad, destacó que este logro se obtuvo mediante la unión de voluntades de los sectores público y privado liderados por el gobernador William Villamizar Laguado.

Resaltó que Norte de Santander logró reunir a representantes de las provincias de Ocaña, Pamplona, Bochalema, Chinácota, Los Patios y Villa del Rosario, lo mismo que de Cúcuta.

En la importante actividad, los delegados turísticos dieron a conocer la oferta de bellezas naturales propicias para el turismo religioso, ecológico, histórico y de compras.

Ante los visitantes se presentaron las muestras gastronómicas de las degustaciones propias de la cocina tradicional nortesantandereana.

La representación de la capital departamental estuvo coordinada por la Corporación Mixta de Norte de Santander.

La entidad presentó un proyecto al Fondo de Promoción Turística logrando unos recursos adicionales para contribuir con los costos para tener un stand de 122 metros, dijo Navarro.

“Al final, el resultado fue una digna representación de nuestro departamento. A quienes hicieron posible este objetivo, gracias. A los gremios de la ciudad, a los empresarios del sector, y por supuesto al liderazgo de la Gobernación”, añadió la delegada.

Por los comentarios,  no solo de los coterráneos sino también de los visitantes de otras regiones y de la prensa especializada quedaron gratamente sorprendidos por los pasos firmes con los que se viene construyendo una política integral de turismo para nuestra región, observó la delegada.

La idea es alcanzar un mayor crecimiento cuando se cristalicen los compromisos del Gobierno por medio del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, que se evidenciaron en el último Acuerdo para la Prosperidad del presidente Juan Manuel Santos Calderón.

Ahí figuran, por ejemplo, la designación de Los Estoraques como destino turístico, la apertura de rutas aéreas al exterior y el impulso al turismo de salud y de compras.

El otro elemento considerado vital para el turismo de negocios y de conferencias, se relaciona con la anunciada construcción del centro de convenciones que quedará situado en predios de la Zona Franca, sobre la avenida Los Libertadores.
 
La Opinión.com 

Tecnología golpea el servicio de banca; acuerdos con clientes para asumir costos de los inconvenientes

Ante fallas recientes, Bancolombia adelanta su hora de apertura. 

Las fallas tecnológicas presentadas en Bancolombia desde hace varios días son un tema que también inquieta a los usuarios de otras instituciones crediticias, pues las caídas en las redes tecnológicas son una constante en el sistema financiero.

El caso de Bancolombia cobra singular importancia, teniendo en cuenta que es el banco más grande del país, con más de siete millones de clientes, y que las fallas se vienen presentando desde hace dos semanas.

Desde que comenzaron a registrarse las caídas de los sistemas, a mediados de febrero, el Gobierno ha estado al tanto del problema y, ayer, el superintendente financiero, Gerardo Hernández, le pidió al banco tomar medidas para no afectar el servicio a los usuarios. Por eso, la entidad bancaria extendió los horarios de atención al público desde las 8:00 de la mañana y no desde las 9:00, como es lo normal en todo el país.

Tras las fallas de mayor magnitud, que se presentaron a mediados de febrero, el banco está llegando a acuerdos con algunos clientes para resarcirles los daños causados en ese momento, como, por ejemplo, pagando reconexiones de servicios públicos si estos fueron cortados por culpa de la institución.

De todas maneras, la Superfinanciera está al tanto de la situación y no se descarta establecer una auditoría externa para el tema tecnológico del banco, en virtud de las nuevas facultades otorgadas por la Ley de reforma financiera.

Quejas de usuarios
 
Si bien el tema de las fallas tecnológicas de los bancos no es dramático, sí es cierto que disculpas como “el sistema se cayó” o “no hay red” son muy comunes entre funcionarios de cualquier banco.

Solo el año pasado, los colombianos presentaron casi 70.000 quejas por fallas en cajeros automáticos.

Pese a las explicaciones de las entidades, la incomodidad de los usuarios es creciente, más cuando de por medio están las tarifas que los bancos cobran. El caso es que todas las instituciones financieras están en la obligación de tener planes de contingencia para atender las fallas de sus sistemas.

El BBVA Colombia señala que cuenta con un centro de cómputo ubicado en Monterrey (México), respaldado por un centro alterno de cómputo ubicado en Ciudad de México. Estos se encuentran interconectados entre sí y permiten activar un esquema de contingencia de forma automática.

El Banco de Bogotá dice que “en las últimas semanas, el banco puso en funcionamiento el plan de contingencia, ante una falla de gran magnitud a nivel central y, gracias a la efectividad del mismo, no se vio afectado de manera importante el servicio a los clientes”.

El dinero está seguro, dice Bancolombia
 
A pesar de las fallas, los bancos garantizan que el dinero de los usuarios no está en riesgo.

Augusto Restrepo, vicepresidente administrativo de Bancolombia, dijo que “está totalmente descartado un ataque informático a la entidad”.

A su vez, el superintendente financiero, Gerardo Hernández, dijo que los bancos tienen en sus sistemas informáticos un alto nivel de calidad que garantiza la seguridad de los depósitos de los ahorradores.

 Portafolio.com




 

Pérdidas por $271.545 registró el Banco de la República en 2010

Un año no muy bueno en materia de utilidades tuvo el Banco de la República en 2010 al registrar un saldo negativo de 271.545 millones de pesos en las ganancias de la entidad.

Esta situación contrasta con las necesidades que tiene el Gobierno Central de que todas las entidades aporten recursos en un año que se espera de apretón fiscal presionado por la intensa ola invernal que restará por lo menos un punto al crecimiento del PIB (producto interno bruto) de 2010.

En 2009, el Banco Emisor registró unos beneficios de 155.385 millones de pesos, los cuales fueron transferidos al Gobierno.

Los resultados negativos del año pasado brindarán argumentos al senador liberal Camilo Sánchez para arreciar las críticas sobre la gestión del Banco frente al crecimiento de la economía y a generación de empleo. El senador de la coalición de gobierno ha reiterado acidas criticas sobre los resultados del Banco llegando incluso a sugerir la renuncia de los miembros de la Junta directiva de la entidad.
 
Una de las funciones del Banco Central está relacionado con el manejo y administración de las reservas internacionales. Según el informe revelado por el Banco, el año pasado el monto de las reservas internacionales brutas fueron superiores a los 54,47 billones de pesos, cuando un año atrás habían sumado los 51,85 billones de pesos.

Desde ya se anticipa que el Congreso va a citar al gerente del Banco de la República, José Darío Uribe y a los miembros de la Junta Directiva para que expliquen las razones que llevaron al Emisor a obtener ese resultado negativo durante el ejercicio de 2010.

El Espectador.com