7 sept. 2010

Consumidores dicen no haber disfrutado la Cúcuta barata

Algunos consumidores de bienes y servicios de Cúcuta no vieron reflejada la disminución de los precios en alimentos y vestuario como lo indica el Dane en el último estudio del Índice de Precio al Consumidor.

En las compras de agosto, los clientes no encontraron un ahorro significativo y aunque en algunos almacenes han anunciado descuentos, los consumidores aseguran gastar lo mismo.

Carlos Mejía compró este lunes algunos enlatados, frutas, arroz y carne. En esta ocasión encontró productos baratos, pero otros con igual o un poco más del precio que tenían hace quince días.

“Las frutas están muy caras, los granos (garbanzo y la lenteja) y la carne se han sostenido”.

Dijo que la exención del IVA no ha disminuido de forma considerable el gasto mensual y considera que los anuncios de promociones sólo son una estrategia de venta de los almacenes, en el que los clientes no saben si les están aplicando los descuentos.

Situación similar ha experimentado James Pérez, quien comentó que “hay establecimientos que sí hacen el descuento del IVA y otros que no. En sí, no he visto el ahorro”.

Él semanalmente invierte cien mil pesos en alimentos y en el último mes ha tenido sólo un ahorro de cinco mil pesos. “No veo ninguna diferencia realmente”.

Hace una semana compró ropa para su hija en el mismo almacén de hace dos meses. Allí no encontró ninguna diferencia.

“Uno se acerca a mirar las promociones, pero a la hora de pagar resulta siendo lo mismo. En cuanto al transporte no ha cambiado, me siguen cobrando lo igual” Abelardo Martínez.

Ramón Mendoza es vendedor ambulante. Sus ingresos diarios los divide entre pasajes y comida de la semana.

Para él, los gastos de su casa no han variado desde hace dos meses y asegura que la exención del IVA no ha mejorado en nada la capacidad de compra, “sin embargo, la situación no está tan grave como para no comer”.

Sin embargo personas como Esperanza Duarte pudieron comprar ropa y calzado, con descuentos en los últimos meses.

“Sé que disminuyeron precios porque mis hijos compran zapatos con frecuencia y al comparar precios se han encontrado con diferencias de diez mil y quince mil pesos”.

En el caso de los alimentos, aseguró que ha seguido gastando lo mismo de hace dos meses. 
 
La Opinión.com

Venezolanos viajan cada vez menos al extranjero por falta de divisas

Viajar al extranjero resulta cada vez más difícil para los venezolanos, que se ven abocados al turismo interno ante el complicado acceso al cupo gubernamental de divisas.

La situación se ha agravado por la devaluación de la moneda nacional en un 100% durante enero pasado.

La compra de billetes para vuelos internacionales acumula una caída del 17% con respecto al año pasado (306.000 menos) y en el primer cuatrimestre de este año se vendieron un 72% menos de paquetes turísticos al extranjero que en 2009, según cifras de las asociaciones de agencias de viajes y de mayoristas turísticos.

Estados Unidos, Colombia, España, Panamá e Italia eran los destinos preferidos de los venezolanos de acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Estadística Venezolano (INE), cuyos últimos datos corresponden a 2008. 

"Estamos frente a un descenso muy considerable de las cifras producto de la devaluación monetaria, que dobló el costo de los productos", señaló a Efe Julio Arnaldes, presidente de la Asociación Venezolana de Mayoristas y Empresas de Representaciones Turísticas (AVEMAREP), que agrupa a cadenas hoteleras y agencias de viajes.

Venezuela, con control de cambio desde 2003, tenía una tasa única de 2,15 bolívares por dólar hasta enero pasado, cuando el Gobierno del presidente Hugo Chávez decidió devaluar la moneda aplicando una doble paridad de 2,60 para los productos de primera necesidad y de 4,30 para el resto. "Se ha sincerado el mercado a la realidad. Esas familias de clase baja o media-baja que tuvieron la oportunidad de viajar al extranjero con el dólar a 2,15, ahora se les hace más cuesta arriba", dijo el presidente de la Asociación Venezolana de Agencias de Viaje y Turismo (AVAVIT), Fernando La Riva.

El problema se ha acentuado en el caso de los paquetes turísticos ya que la necesaria cancelación anticipada del importe resulta actualmente muy complicada para las agencias de viajes, que apenas tienen acceso a los dólares tras la puesta en vigor de un nuevo sistema de compra de dólares a través de bonos en mayo pasado.

En temporada baja, las operadoras turísticas necesitan 5 millones de dólares mensuales, aseguró Arnaldes, quien dijo que el único sistema con el que ahora pueden acceder a los dólares, el Sitme, resulta "extremadamente lento" y sólo aprobó "una o dos solicitudes de cada diez", lo que forzó el retiro de varias empresas extranjeras.

De este modo, es el cliente quien debe cancelar por adelantado el importe del paquete al extranjero a través de su cupo de la oficial Comisión de Administración de Divisas (Cadivi).

Esto no resulta fácil, ya que los venezolanos disponen de un máximo de 3.000 dólares anuales para viajar, y el ente regulador raciona en función del destino y del tiempo de estadía.

Además, el complicado proceso burocrático y la lentitud con la que Cadivi otorga los dólares provoca que muchos venezolanos acudan al denominado 'mercado paralelo' donde se consiguen divisas a un precio que casi dobla la tasa oficial.

Frente a la falta de divisas, el turismo interno se ha convertido en la alternativa más viable para los venezolanos.

De hecho, en el primer trimestre de 2010 aumentó un 13%, dijo el ministro de Turismo venezolano, Alejandro Fleming.

Fleming, quien recordó los paquetes turísticos "socialistas" al extranjero que el Gobierno organiza principalmente a Cuba, dijo que el venezolano "privilegiaba visitar otros países porque le resultaba más económico" que conocer su propia tierra, a causa de los "altos precios". "Progresivamente esto está cambiando porque, desde el Gobierno nacional, hemos establecido como estrategia la promoción para el reimpulso del turismo y no del precio", manifestó Fleming a Efe.

La isla de Margarita, los paisajes andinos de Mérida o las playas de oriente siguen siendo los destinos nacionales con mayor afluencia turística, aunque el difícil contexto económico haya cambiado ciertos comportamientos de los turistas venezolanos. "Los comerciantes se quejan de que la gente ya no va las tiendas, que se traen los tragos en su cava y si pueden quedarse en carpa o en un apartamento, lo prefieren a un hotel", comentó al respecto la periodista y escritora de varias guías venezolanas de viaje Valentina Quintero.

Portafolio.com

Plan financiero de 2011 tendrá más déficit fiscal, admite Gobierno

El ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, anunció que para este año ‘desaplazará' recursos por 482 mil millones de pesos para impulsar las locomotoras y jalonar la creación de empleo mediante la construcción de vivienda.

Explicó que los sectores más beneficiados con estos recursos serán vivienda al que le inyectarán 144 mil millones, de los cuales 100 mil millones corresponden al Fondo de Estabilización de Cartera Hipotecaria (Frech) para subsidiar la tasa de interés para la compra de vivienda, lo que permitirá al sector bancario destinar mayores créditos para reactivar la vivienda.

Transporte obtendrá 73.852 millones para el mantenimiento de la malla vial, chatarrización, y apoyo a los proyectos encaminados a atender la emergencia vial.

El agro será fortalecido con 25.108 millones que se utilizarán en proyectos de desarrollo social.

Para Defensa se dirigirán 100 mil millones de pesos, posiblemente para la adquisición de municiones para las Fuerzas Militares.

Echeverry admitió que el plan financiero del próximo año tendrá más déficit fiscal, tanto del Gobierno Nacional central, como del sector público consolidado. Explicó que en el sector público el déficit para 2010 se elevará hasta 3,6% del PIB (Producto Interno Bruto) y para el Gobierno Nacional central llegará a 4,3%.

Pese a que en 2011 se muestra un alivio en el faltante de las cuentas del Gobierno, el déficit fiscal sigue siendo creciente. Proyecta para el sector público un hueco fiscal de 3,4 del PIB y para el Gobierno Nacional central de 4,1%.
Se agranda hueco fiscal


El Gobierno anterior había decidido reducir la meta de déficit fiscal del Sector Público Consolidado (SPC) de 3.6% a 3.0% entre 2010 y 2011. 

Explicó en su momento el ministro de Hacienda anterior (Oscar Iván Zuluaga) que este resultado es consistente con un déficit primario del SPNF (Sector Público no Financiero) que pasa de 0.6% del PIB a equilibrio fiscal en el mismo periodo. De esta manera, para el SPNF la deuda alcanzará en 2011 un porcentaje de 29.2% del PIB frente a 28.5% del PIB en 2010.

Asimismo el déficit del Gobierno Nacional Central (GNC) baja de 4.4% del PIB en 2010 a 3.9% del PIB en 2011. 

Con esta decisión, el déficit primario del GNC disminuye de 1.3% del PIB a 0.7% del PIB entre 2010 y 2011, aunque la deuda aumentará de 38.6% del PIB a 39.6% del PIB entre estos dos años, debido a que se generan todavía balances primarios negativos, admití en su momento el gobierno pasado.
Ahora el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry anunció que el déficit fiscal del Gobierno Nacional Central para este año será de 4,3% y de 4,1% para un año después.

De acuerdo con las cifras del Gobierno del Presidente Santos, espera un déficit para el Sector Público Consolidado de 3,6% en 2010 y de 4,3% para 2011. 


Energía para las locomotoras


Echeverry explicó que para consolidar el crecimiento del país, el ministerio de Hacienda se propone reforzar con 2 billones de pesos los programas que identifican las locomotoras.

Indicó que vivienda recibirá recursos adicionales por 400.000 millones de pesos. Cerca de 200.000 millones de pesos para la construcción de vivienda social y el resto para el Frech. En total el sector de vivienda manejará recursos por más de un billón de pesos en 2011, dijo el funcionario.

Echeverry admite que con estos recursos se espera impulsar la construcción de 50.000 viviendas y generar cerca de 1.000 empleos al año.

El sector agropecuario recibirá un empujón adicional por 400.000 millones de pesos, dijo el titular de la cartera de Hacienda. En total esta cartera tendrá 1,4 billones de pesos el próximo año. 
Los programas de Transporte serán reforzados con 520.000 millones de pesos para un presupuesto total del sector de 4,7 billones de pesos en 2011. El Plan Financiero para el próximo año no contempla la venta de activos como ISA, Isagen y Ecopetrol.

El ministro de Hacienda reiteró que el Presupuesto para 2011 aforado en 147,3 billones de pesos no será afectado y se mantendrá. Las comisiones económicas del Congreso deben aprobar el monto antes del 15 de septiembre.

El Espectador.com