29 nov. 2010

Comienza la puja por el reajuste del salario mínimo; se espera que el proceso sea expedito y no se dilate


Trabajadores, empleadores y Gobierno esperan definir, a más tardar el 10 de diciembre, el aumento del salario mínimo para el 2011, hoy en 515.000 pesos.
Con ese fin, ya están programadas cinco reuniones; la primera será este miércoles.
Este año, la tripartita Comisión de Concertación Salarial y Políticas Laborales decidió romper el esquema tradicional de negociaciones de encuentros cada ocho o 10 días, que en la mayoría de los casos iba hasta el final de diciembre.
Pues bien, el miércoles pasado, la Comisión definió su cronograma de trabajo para negociar el aumento de la remuneración básica de los trabajadores colombianos: se reunirá el primero, 3, 6, 9 y 10 de diciembre, de tres de la tarde a siete de la noche, en la sede del Ministerio de la Protección Social.
Otra innovación es que el lunes 6 de diciembre se abordará la discusión del incremento de salarios del año próximo para cerca de un millón de trabajadores del Estado, incluidos los miembros de las Fuerzas Armadas, la Policía y los organismos de seguridad.
Las negociaciones propiamente dichas, es decir, donde se comenzarán a barajar peticiones y ofertas de aumento, arrancarán dentro de cinco días, pues la cita del miércoles estará dedicada a las acostumbradas presentaciones del Banco de la República, Ministerio de Hacienda, Dane y el Departamento Nacional de Planeación (DNP) sobre la marcha de la economía y sus perspectivas.
Cuadros y gráficas sobre crecimiento económico local y mundial, evolución del comercio exterior, comportamiento de la productividad -que el director del DNP, Hernando José Gómez, dijo que había crecido un punto este año-, empleo, desempleo e informalidad, revaluación del peso y, por supuesto, inflación, entre otras, serán expuestos a los miembros de la Comisión (trabajadores, empleadores y Gobierno) en el piso 23 del Ministerio de la Protección Social.
El secretario de la Confederación General del Trabajo (CGT), Julio Roberto Gómez, anticipó que demandarán un reajuste de 8 por ciento, que equivale a 41.200 pesos mensuales, 1.373 pesos diarios, pues esta cifra "no resuelve los problemas de los trabajadores, aunque sí es una cifra presentable", lo que llevaría el salario a 556.200 pesos.
'Digno y justo': sindicatos
La Central Unitaria de Trabajadores (CUT), por ahora, no ha precisado un porcentaje de incremento, pero señaló que el salario mínimo debe ser digno y justo, que favorezca dinamizar la economía, que propicie la redistribución de la riqueza y el mejoramiento del bienestar de los trabajadores. Por su parte, el Gobierno no ha comprometido cifra alguna para el aumento.

 EL TIEMPO.COM

Venezuela normalizará suministro de combustibles subsidiados a Colombia

El Gobierno venezolano normalizará a partir del 1 de diciembre próximo el suministro de combustibles subsidiados a las zonas de frontera con Colombia, con el objetivo de contrarrestar el contrabando en esas regiones, informaron hoy fuentes oficiales.

El ministro colombiano de Minas y Energía, Carlos Rodado, señaló en entrevista con Caracol Radio que los equipos de trabajo de la mesa minero-energética de los dos países definieron esa fecha para restablecer la entrega de combustibles líquidos de Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) a Ecopetrol.

"Precios subsidiados con el objeto de que podamos hacer una política mucho más eficaz para contrarrestar el contrabando en las zonas de frontera", dijo el funcionario.

Las regiones beneficiadas con ese suministro serán en un primer momento los departamentos colombianos de Norte de Santander y La Guajira (norte).

Para Norte de Santander se planteó "un cupo de hasta cinco millones de galones mensuales y hasta tres millones de galones mensuales para La Guajira", agregó.

Rodado explicó que se tendrá un beneficio en Cúcuta porque los precios de la gasolina y diesel estarán por debajo de los precios a los cuales se están vendiendo hoy.

"Cuando las relaciones estuvieron tensas en Norte de Santander prácticamente se disminuyó a cero (el suministro venezolano) y en La Guajira, de todas maneras las cooperativas (indígenas) Wayúu recibían 1,2 millones de galones mensuales", puntualizó.

Los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Venezuela, Hugo Chávez, zanjaron en agosto pasado una larga crisis bilateral, que incluyó la ruptura de las relaciones a todo nivel y afectó especialmente el comercio bilateral.

El intercambio comercial, que llegó a rozar los 7.000 millones de dólares en 2008, se derrumbó hasta los 4.600 millones en 2009 y podrían rozar los 2.000 millones de dólares al cierre de este año, según cifras de la cámara de comercio colombo-venezolana Cavecol.
Dinero.com

Fenalco rechaza bancarización a la fuerza que propone el Gobierno

El presidente de Fenalco, Guillermo Botero,denunció que el Gobierno del Presidente Sanos busca "eliminar el efectivo y llevar todo a bancos, pero los costos bancarios son absolutamente insostenibles para las personas de bajos recursos".

La advertencia del dirigente empresarial se basa en un artículo de la mini reforma tributaria que busca obligar a los contribuyentes a cancelar con instrumentos bancarios las impuestos. 

En la iniciativa aprobada por las comisiones Terceras del Congreso, en el tema de la bancarización se estableció como techo para las transacciones en efectivo de 500 millones de pesos (20 mil UVT), el cual se ajustará anualmente de acuerdo con la Unidad de Valor Tributario.

Botero recordó que una persona que haga un retiro de un cajero automático en algunos casos le vale entre 6.000 y 7.000 pesos. "Entonces esa persona tiene que retirar todo su efectivo cuando le paga el sueldo, para que el costo financiero, que le carga el banco no sea tan oneroso", dijo el presidente del gremio de los comerciantes.

Consideró que la medida que persigue el Gobierno en la mini reforma tributaria es buena, pero siempre y cuando los costos financieros "sean razonables". 

Indicó que uno de los mayores ingresos de los bancos son los costos no financieros asociados a las diferentes transacciones que tienen que hacer los ciudadanos, como cheques de gerencia, referencias y acceso a Internet, entre otras.

Frente al proyecto que busca meter en cintura las tarifas de los servicios del sistema financiero, dijo que es una iniciativa interesante. "Yo diría que hay que esperar un poco cuáles son las propuestas que surjan en el mismo Congreso".

Botero consideró que para aliviar esos costos se requiere "un mayor nivel de competencia entre los bancos". Insistió que para conseguir ese clima se necesita "una permanente acción de la Superintendencia Financiera tratando de buscar cuáles son los acuerdos anticompetitivos que se están haciendo y proponiendo las respectivas sanciones", dijo el dirigente del gremio de los comerciantes.

Consideró que existe abuso con las tarifas y "hay una coincidencia en los precios", porque cuando un retiro de un cajero vale casi igual en toda la red, "yo no veo que ese sea un mercado transparente".

Tarifas de servicios

De acuerdo con la información de la Superintendencia Financiera, revelada con base en el reporte hasta octubre, de cada una de las entidades bancarias, hacer un retiro con tarjeta débito en cajero de la misma entidad bancaria vale entre 3.296 y 900 pesos.

En el Helm Bank cuesta 3.296 pesos; en HBSC 3.200 pesos; en Banco Santander 1.500 pesos; en Banco Agrario 1.320 pesos; en BBVA 1.200 pesos. En los bancos Occidente, Bogotá, Popular y Av Villas tiene un costo de 970 pesos y en la Caja Social 900 pesos.

La cuota de manejo de una tarjeta débito tiene un costo mes anticipado de 9.500 pesos en el Banco Santander; 9.382 pesos en el Banco Popular, 8.500 pesos en el Banco Av Villas., Occidente y Caja Social; 8.300 pesos en Colpatria; 8.200 pesos en Davivienda; 8.250 pesos en el Banco Bogotá ; 8.000 pesos en Citibank y Bancolombia y 7.340 pesos en el Banco Agrario.

La cuota de administración de una cuenta de ahorros en el Helm Bank tiene un costo de 12.064 pesos mensuales; en GNB Sudameris 7.192 pesos; en el Banco Popular 4.807 pesos y en el Av Villas 713 pesos.

Un talonario para el manejo de una cuenta de ahorros tiene precios variados de acuerdo con el número de los volantes del talonario. En el Banco Bogotá un talonario de 15 volantes tiene un costo de 60.320 pesos lo que significa que cada uno cuesta alrededor de 4.021 pesos. 

El Banco de Occidente vende un talonario de 30 volantes por 40.020 pesos y cada uno sale a 1.334 pesos; Av Villas ofrece uno de 20 volantes por 77.720 pesos saliendo cada uno a 3.886 pesos; Colpatria ofrece uno de 40 volantes y cobra 147.000 pesos saliendo cada uno a 3.675 pesos. 

Si va a hacer consulta de saldos por cajeros el Banco HSBC le cobra 3.200 pesos; en el Helm Bank le vale 3.296 pesos; en el Santander 1.500 pesos; en el estatal Banco Agrario 1.320 pesos y en Davivienda 1.000 pesos.

El Espectador.com