26 sept. 2011

Pese al alza del petróleo seguirá restricción en entrega de divisas

Tomado del Universal de Venezuela

El Estado eleva sus importaciones y compite con el sector privado.

Durante años la entrega de divisas aumentó de manera considerable en los períodos en que el precio del barril de petróleo también se elevaba pero estos tiempos han quedado atrás, y a pesar de que el crudo desafía la ley de la gravedad, las empresas del sector privado sufren por la escasez de dólares.

En 2008 el precio del barril, recurso que provee 95 de cada 100 dólares que ingresan al país, experimentó un alza de 37% y Cadivi aumentó la entrega de dólares para importaciones en 24% pero en el primer semestre de este año, a pesar de que el crudo registra un salto estelar de 38%, la aprobación de divisas para compras en el exterior cae 4,5%.

Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, considera que este esquema persistirá y que a pesar del alza en los precios del crudo y el escenario electoral "la fiesta de 2008, año en que digo que éramos felices y no lo sabíamos, no regresará ni ahora ni en 2012".

¿Qué ocurre? En primer lugar la producción de barriles de Pdvsa se ha estancado y hay 400 mil barriles diarios que se envían a China y países del Caribe que ya han sido cobrados o se cobran con trueque.

Además Cadivi se ha centrado en asegurar importaciones estratégicas como alimentos y medicinas que absorben 46% de las aprobaciones y, finalmente, el Estado importa más y compite con las empresas del sector privado.

En los primeros seis meses de este año las compras en el exterior del sector público, no asociadas con el negocio petrolero, registran un alza de 75%

"Esperar que con estas condiciones ocurra un aumento importante en la entrega de divisas en 2012 es ser muy optimista", dice Asdrúbal Oliveros.

Sitme corto

El rompecabezas cambiario indica que Cadivi, el organismo que desembolsa los dólares al tipo de cambio oficial de 4,30 bolívares, dejó de atender a los sectores no prioritarios, una parte de éstos migró al Sitme y otros exploran alternativas como permutas con certificados soportados en oro.

En el Sitme, un sistema controlado por el Banco Central, las empresas compran con bolívares bonos en dólares de la República que luego revenden en el exterior para obtener divisas a un tipo de cambio de 5,30 bolívares.

Pero la demanda supera con creces la oferta del Sitme, de hecho, las estimaciones de tesoreros consultados indican que diariamente las empresas solicitan 100 millones de dólares y sólo reciben 35 millones en términos nominales.

Al vender el bono las empresas sufren el descuento en el precio que marca el mercado internacional y en realidad sólo obtienen 25 millones de dólares diarios.

Aparte de que el Banco Central necesitaría que Finanzas y Pdvsa emitan nuevos bonos en grandes cantidades para aumentar la oferta diaria, también hay que considerar que el Gobierno no tiene mayor incentivo para hacerlo porque el Sitme no surte las divisas para las importaciones prioritarias.

Sobrevaluación en alza

Entre 2005 y 2009, gracias al elevado ingreso de divisas, el Gobierno mantuvo estático el precio del dólar en 2,15 bolívares sin reparar en que el país sufrió la mayor inflación de América Latina y, finalmente, en 2010 tuvo que recurrir a una profunda devaluación que disparó el tipo de cambio hasta 4,30 bolívares.

El escenario electoral crea las condiciones para que nuevamente el Gobierno mantenga el tipo de cambio estático hasta después de las elecciones de 2012 a pesar de la alta inflación.

Técnicamente la combinación de tipo de cambio estático con elevada inflación deriva en que la moneda pasa a estar sobrevaluada, un desequilibrio donde los productos importados son más baratos que los elaborados en el país y por ende, se dispara la demanda de divisas y no hay mayor incentivo para producir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opinión nos interesa