21 feb. 2011

Fedepalma: en peligro 14.500 hectáreas en Norte de Santander

El presidente ejecutivo de Fedepalma, Jens Mesa Dishington, denunció el tráfico de semillas de palmas infectadas con el hongo de la pudrición del cogollo, PC, hacia Norte de Santander, lo que pone en peligro el cultivo de las 14.500 hectáreas en el departamento.

Mesa Dishington inició en Cúcuta una serie de encuentros con los agremiados. En esta oportunidad se encontró en la zona central con 120 cultivadores del Catatumbo, y continuará por las zonas norte, oriental y occidental, para capacitarlos y escuchar los problemas que les aquejan.


Los palmicultores abordaron temas como las nuevas condiciones de financiamiento sectorial, las buenas prácticas de los núcleos palmeros, el fortalecimiento de la comercialización, los requerimientos prioritarios en infraestructura vial y la reforma estatutaria de Fedepalma.

No a la violencia


Respecto a la destrucción del puente en Campo Dos Mesa Dishington reconoció que fue mucha la fruta que se perdió antes que llegará el ferri y los dos planchones para sacar la producción hacia el sur del Cesar y hacia la planta extractora de El Zulia.


Mesa Dishington denunció que, sumado al impacto de la oleada invernal, en la zona del Catatumbo se han afrontado acciones de grupos armados ilegales que han ocasionado dificultades para los palmicultores, al igual que desabastecimiento de productos de primera necesidad y extracción y transporte de la fruta y aceite de palma; todo lo cual ha restringido los accesos y generado altos costos de movilización y pérdidas cuantiosas.


La situación amerita un enorme rechazo, teniendo en cuenta que muchos de los pequeños palmicultores de la zona se han comprometido en la última década en un ambicioso proyecto de sustitución de cultivos ilícitos y abrigan expectativas con respecto a los beneficios económicos, sociales y ambientales que les depara su inserción en una actividad promisoria como es la palmicultura. 

Nuevo híbrido de palma

 Tanto la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite como los palmeros que hacen parte del gremio, contando con la investigación del Centro de Investigación en Palma de Aceite, Cenipalma, disponen de herramientas tecnológicas para el manejo sanitario, incluyendo materiales tolerantes a la pudrición del cogollo, PC.



En los últimos tiempos ha venido tomando fuerza su utilización como biocombustible. El biodiesel en la actualidad es una nueva alternativa para la utilización del aceite de palma como materia prima de otros productos.



Además se requiere articular proyectos asociativos y alianzas estratégicas entre pequeños, medianos y grandes productores. El reto consiste en que no solo se entre a solucionar un problema sanitario, sino que también se asegure la sostenibilidad económica y social de la zonas afectadas.



El costo de erradicación de una hectárea de palma es, aproximadamente, de $650 mil por hectárea. El costo de erradicación de 28.000 hectáreas afectadas se estima en alrededor de $18.000 millones; de estos los palmicultores contarán con un aporte del gobierno nacional de $6.000 millones, lo cual fue ratificado por el Ministro  de Agricultura, y los recursos restantes corresponderán a una contrapartida que será desembolsada por los productores y la Federación, equivalente a $12.000 millones.
La Opinión.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opinión nos interesa