20 dic. 2010

BID dice que "tsunami" dólares es desafío para Latinoamérica

La avalancha de dólares que recibe América Latina y la salud de las cuentas públicas son los dos mayores desafíos para la región en 2011, afirmó el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, en entrevista publicada el lunes por un diario brasileño.

"Estamos viviendo la década de América Latina. Conseguimos una estabilidad muy importante, tenemos una cesta de productos básicos (materias primas) muy demandada y una clase media creciente, pero no hay duda de que, en la macroeconomía, vamos a enfrentar desafíos", afirmó Moreno en entrevista al diario económico Valor.

"Hay un tsunami de dólares buscando oportunidades. Las oportunidades buscan los países donde hay crecimiento y no hay duda de que los flujos de capitales continuarán llegando (a Latinoamérica)", agregó el presidente del BID.

El fuerte ingreso de divisas a la región ha causado la apreciación de las monedas de varios países de América Latina frente al dólar y fue la mayor queja presentada por las delegaciones de Argentina, Brasil y México en la última Cumbre del G-20, el mes pasado en Corea del Sur.

Además de encarecer las exportaciones y reducir la competitividad de las exportaciones de la región, la apreciación de las monedas de América Latina amenaza con causar desindustrialización en países en donde sale más barato importar productos industrializados que fabricarlos.

Moreno agregó que otro importante desafío para América Latina el próximo año es el mantenimiento de la salud de las cuentas públicas, incluso porque la apreciación de las monedas puede afectar la balanza de pagos.

El presidente del BID considera que los países tienen que concentrarse en la "consolidación" de sus economías y que el rigor en las cuentas públicas, pese a que puede no ser muy popular, "es siempre una buena decisión a largo plazo".

En su opinión, la economía de América Latina en general crecerá entre un 4,5 y un 5% en 2011, aunque la expansión de algunos países, principalmente Argentina, Brasil y Chile, y en menor medida Perú, dependerá en parte del crecimiento de la capacidad de consumo de China.

"Puede ser que la economía china disminuya de ritmo, pero lo que importa es su capacidad de consumo. China ya concentra el 25% del mercado de lujo del mundo, por ejemplo", dijo en su entrevista, Moreno también defendió una aceleración del proceso de integración de Suramérica y advirtió que el mismo tiene que tener en cuenta los detalles operacionales.

"Hay un aspecto político en la integración, pero también un aspecto de ejecución. Digamos que mañana se construye una carretera conectando Brasil con Colombia que disminuye el tiempo de viaje de los camiones. No es posible entonces que el camión llegue a la aduana y se quede parado cuatro horas en la frontera", dijo.

 Elespectador.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opinión nos interesa