11 oct. 2010

Cadivi espera facturas apostilladas

La Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) dará trato preferencial a la autorización de pagos a los exportadores de Cúcuta.

El presidente de la entidad venezolana, comandante Manuel Barroso, está a la espera del paquete de facturas apostilladas de empresas de esta zona de frontera.

Por esa razón es indispensable que los arcilleros, cañicultores, industriales del calzado y de las confecciones lleven copias de las cuentas legalizadas a Proexport, en la capital nortesantandereana.

Barroso, en la pasada cita ministerial colombo-venezolana, le pidió al gobernador William Villamizar Laguado el envío de la relación de pagos pendientes.

“No importa que ya los exportadores hayan hecho el trámite de certificación. Se necesita que entreguen de nuevo las fotocopias de los documentos mercantiles de cobro debidamente legalizados”, dijo una fuente consultada.

El 7 de octubre quedó definido que dicho paquete irá acompañado de una carta firmada por los representantes de la Gobernación y del Fondo de Promoción de Exportaciones.

Según la última actualización, Venezuela debe 54,3 millones de dólares por concepto de productos y materias primas comprados a pequeños y medianos industriales de la región.

Al analizar el impacto de la deuda de Cadivi, Villamizar Laguado reseñó que la región ocupa el cuarto lugar en Colombia, después de Bogotá, Medellín y Cali.

El cálculo gubernamental encontró un indicador de 67 dólares por habitantes al evaluar ese monto en contraste con el nivel poblacional.

Numerosas han sido las quejas de los afectados por los inconvenientes financieros, la pérdida del capital de trabajo y el despido de personal.

Frente a la situación de desespero que por la demora en el giro de los dólares, el Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, prometió agilizar los desembolsos.

“Tengan la seguridad de que el paso que se lleva va a buen ritmo. Las informaciones y los enlaces que dejamos aquí van a permitir que se cumpla ese deseo de que los sectores de Norte de Santander vinculados a la actividad económica con Venezuela, sean atendidos de manera especial”, notificó el canciller el jueves de la semana pasada.

Los comisionados del vecino país escucharon que las firmas nortesantandereanas golpeada por la crisis de la deuda, tenían sus clientes en el mercado venezolano.

Numerosas manufactureras de la arcilla cerraron las puertas y despidieron al personal, porque al no recibir los dólares que se quedaron trancados en Cadivi, se encuentran al borde de la quiebra.

La canciller María Ángela Holguín al contestar la inquietud regional sobre el porqué la plata de esas exportaciones no llegaba, contestó:

-Sabemos de las necesidades de las pequeñas y medianas industrias de Norte de Santander. Esperamos que las firmas del departamento, si todo lo tenían en orden, les vayan pagando lo más rápido posible.

Así lo comentó al entregar el balance de la reunión bilateral de las seis comisiones que avanzan en el reforzamiento de las relaciones luego de las tensiones que llevaron al rompimiento.

El Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) la Dirección de Impuestos Nacionales (DIAN) también juegan su papel en el proceso previo al despacho de los dólares largamente esperados.

Ambas instituciones de carácter tributario y aduanero harán las veces de una especie de filtro, vital para la confirmación de que la operación de comercio exterior ocurrió realmente.

La Opinión.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opinión nos interesa