10 sept. 2010

Colombia subió un puesto en el escalafón mundial de competitividad y es 68 entre 139 países


Según el Foro Económico Mundial, la principal fortaleza del país es la protección a los inversionistas, pero está en el último lugar en cuanto a costos del terrorismo.
Pese a innegables avances en materia de seguridad, implementados por el Gobierno pasado, el orden público sigue siendo la principal desventaja competitiva del país, al menos en lo que respecta al más importante escalafón mundial que mide qué tan atractivas son las distintas economías para los negocios.
Al evaluar a 139 países en su estudio anual de competitividad, el Foro Económico Mundial (FEM, que organiza el Foro de Davos) ayer ubicó a Colombia en el puesto 68, un lugar arriba que el del año pasado, pero con un avance modesto, dado que entre el 2008 y el 2009 el país había mejorado cinco posiciones (del 74 al 69). Para hacer el escalafón se utilizan indicadores relacionados con temas institucionales, de infraestructura, ambiente macroeconómico, salud, educación, mercado laboral, tecnología e innovación.
Dentro de los primeros analizan el costo que tiene para los empresarios el terrorismo, aspecto en el que Colombia está en el último lugar (139). Igualmente, ocupa el puesto 137 por los costos derivados del crimen organizado.
Según el director de Planeación Nacional, Hernando José Gómez, "la percepción sobre el impacto que tienen los problemas de seguridad sobre los negocios es muy sensible a cualquier tipo de evento que trastorne el orden público."
Al respecto, el ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, considera que la evaluación de los costos por terrorismo e inseguridad no es tan mala según la percepción de los empresarios (en el mismo reporte del FEM presentan un sondeo en donde ese tema es la décima preocupación de los empresarios, pues lo que más les incomoda son la corrupción y las tarifas de impuestos), pero tampoco es una situación "tan buena como debiera ser, y, de todas maneras, el Gobierno continuará trabajando para mejorar".
De acuerdo con el director de Planeación, "Colombia sí aumentó su competitividad, aunque no tanto como desearía. Esto debido a que las mejoras en ambiente macroeconómico fueron compensadas por la mala percepción que persiste en corrupción, seguridad y efectividad de la política antimonopolio".
Dentro del tema de institucionalidad, en el FEM detectaron otras talanqueras de la competitividad, como presencia de favoritismo en las decisiones del Gobierno (el país quedó en el lugar 118), una sobrecarga de regulación estatal (124) y poca confianza en los políticos (97). Paradójicamente, entre los factores institucionales que analizan, también se encuentra la principal ventaja competitiva de Colombia hoy: la fortaleza con que se protege a los inversionistas, aspecto en el que ocupa el puesto 5.
Varios puntos con ventajas
Una ventaja del país para atraer negocios está en la flexibilidad de su mercado laboral, tema en el que ostenta el lugar 18. Irene Mía, vocera del FEM, explica que en este campo miden qué tan difícil es contratar o despedir a alguien, flexibilidad para determinar el salario o cooperación en las relaciones entre los empleados y empleadores.
Otro punto a favor es el tamaño del mercado interno, pues una población de 45,6 millones es interesante para muchas multinacionales. Aquí está en el puesto 28.
También se destaca por la orientación al consumidor que brindan las empresas, que no es una constante en todos los países. Allí Colombia está en el puesto 15.
En el análisis competitivo mundial, el país también sobresale por la salud del sistema financiero, la cantidad de personas que tienen acceso a Internet (oficialmente se calculan 22 millones de usuarios) y la sofisticación de las empresas.
A invertir más en infraestructura
Una de las trabas de Colombia en la que coinciden expertos está relacionada con infraestructura, pues si las carreteras y los puertos no están en buenas condiciones se dificulta el comercio exterior. Para el Foro Económico Mundial, la clave para mejorar está en invertir más para obtener una infraestructura de primera clase.
Según el director de Planeación, Hernando José Gómez, "en infraestructura general y de carreteras, la percepción de los empresarios sigue siendo negativa y tomará tiempo cambiar esta situación, hasta cuando los proyectos que están en marcha impacten significativamente el desarrollo de los negocios". En el escalafón, en calidad de carreteras, Colombia está en el puesto 108 entre 139; en red ferroviaria, en el 102, y en puertos, en el 105. Lo más positivo en infraestructura es la disponibilidad de sillas aéreas, donde ocupa el lugar 41.
El ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, considera que el abaratamiento de los tiquetes aéreos ha llevado a que mejore el número de frecuencias aéreas, "pero ahí tenemos todavía margen para seguir creciendo".
'El país avanza pero tal vez otros lo han hecho más rápido'
Irene Mia , directora y economista senior, del Centro de Competitividad y Desempeño Global del Foro Económico Mundial explica los resultados para Colombia
¿Cómo ve a Colombia en competitividad?
En general, es un país que nos interesa mucho, que tiene mucho potencial por lo de su pasado y los procesos que se han seguido. El avance fue de una posición respecto del año pasado y mejoró en particular en áreas importantes como la calidad de la infraestructura, que es una de las variables que medimos como requisito básico de la competitividad. En la calificación sobre los costos del terrorismo, Colombia aparece en el último lugar .
¿Qué pasó entonces con los avances que se le reconocen al país en esta materia?
Es un caso de percepción que a lo mejor todavía no se ha adaptado a los logros. Esas variables vienen de una encuesta de opinión ejecutiva, que se hace con los empresarios colombianos, que seguramente todavía tienen una percepción muy negativa de los costos del terrorismo y de la violencia en general para sus negocios. Yo creo que Colombia va a mejorar en los años que vienen, porque mucho de esa percepción necesita algunos años para consolidarse; hay que tener en cuenta que este es un escalafón relativo, que sí ha habido avances en Colombia, pero a lo mejor se hicieron más avances en otros países y que en algunos de estos esas variables no son un problema.
¿En qué fundamenta su afirmación de que Colombia puede avanzar en los costos empresariales por terrorismo y seguridad?
La situación de seguridad de Colombia ha cambiado mucho, es impresionante lo que se hizo en pacificación del país; claro que los empresarios siguen con una percepción muy negativa, pero esta se va adaptar a la realidad, lo que puede tardar dos o tres años. A lo mejor nunca será la situación de seguridad de países como Dinamarca o Chile, pero hay una mejora y espero que esto se refleje en la percepción de los empresarios colombianos.
Portafolio.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opinión nos interesa