20 ago. 2010

Norte de Santander tan solo pide que las promesas se cumplan


Tras revisar un documento del Banco Interamericano de Desarrollo de 1964 uno se queda perplejo por cuanto las recomendaciones y requerimientos son los mismos a los de hoy en pleno siglo XXI.



El director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Cúcuta, Pedro Sayago, aseguró que todo eso es la consecuencia de la falta de uniformidad de la Gobernación, las alcaldías y los parlamentarios frente a los mismos objetivos de desarrollo, sin ello dijo no hay nada que hacer.

Sayago dijo que el mejor ejemplo de trabajo y unión lo muestra Santander que cada vez que concreta una reunión la hace con ministros y Presidente a bordo con el fin de concretar obras e inversiones para la región.

“Aquí  el lío es el afán de figurar y precisamente ese es el problema a atacar porque el desarrollo es un carro colectivo que debemos empujar todos. Lamentablemente hay mucho celo político, mucho celo económico y demasiadas ganas de figurar y ahí quedan todos los esfuerzos”, declaró.

Dijo que todas las personas deberían conocer todas las propuestas que se han dado desde los gremios y desde la clase política así como del Gobierno regional y local. “La base es el colectivo político o parlamentario y uno pensaría que así las cosas, todo debiera salir bien”.

Sobre las promesas y la deuda del Gobierno con norte de Santander, el ejecutivo explicó que todo obedece a la complejidad de la zona de frontera en donde convergen todos los problemas.

Indicó que mirando la historia, en Venezuela siempre ha habido incompatibilidad política porque ese país tuvo todo tipo de ideologías las cuales en su momento chocaron con Colombia.

“Algún día los dos países entenderán que son economías que se complementan y que es necesario unir esfuerzos para resolver los problemas de frontera. Es lamentable que no tengamos todo un aparato de logística en todo el comercio internacional y que se siga haciendo el transbordo de mercancías en la calle”, anotó.

Deploró el hecho que el Gobierno o los Gobiernos no hayan visto esas necesidades para subsanarlas y convertirlas en potencias pues con infraestructura y logística correrá el comercio por carreteras óptimas que justifiquen la vinculación de Norte de Santander al desarrollo nacional.

“Nosotros acabamos de ir a Santa Marta con una delegación de la Cámara de Comercio y transitamos por la carretera Cúcuta-Ocaña y Ocaña-Aguachica, lo cierto es que se ha avanzado, pero la vía es terrible. Nos tocó venirnos por Bucaramanga porque hubo un derrumbe y aguantarnos 18 horas en carretera. Todo esto hace pensar que a Norte de Santander le toca formar un bloque común para exigirle al Gobierno que no podemos seguir alejados de la perspectiva de desarrollo”, agregó Sayago.

Dijo que el discurso de la competitividad única y exclusivamente es viable con carreteras y vías de comercio. Le dijo al Gobierno que si bien se entiende que no hay recursos, hay figuras como las concesiones que han coadyuvado con el progreso de varias regiones.

Señaló que Norte de Santander hará una Macrorrueda Internacional de Negocios, pero advirtió que allí tan solo se negociarán productos de industria liviana que se pueden despachar en avión como confecciones y calzado. Aseguró que el gran problema es para los productos de arcilla y el carbón.

“Lamentablemente estamos muy rezagados en materia de desarrollo y el mundo gira sobre el concepto de competitividad”, apuntó.

La Opinión.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opinión nos interesa