19 ago. 2010

En 10 años, pobres y trabajadores serán de clase media por sus ingresos

En alrededor de una década la clase trabajadora y la clase pobre van a estar haciendo una transición a ser clase media, anticipó el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry al explicar que el ingreso de las familias va a subir.
El anuncio del jefe de la cartera de las finanzas públicas indicó que "si hacemos las cosas bien, vamos a tener la mejor década que ha tenido Colombia en los últimos 50 ó 60 años". Recordó que Colombia forma parte de un grupo de países donde se encuentra Indonesia, Egipto, Vietnam, Turquía y Sudáfrica.
Dijo que dentro de este grupo se destaca Colombia porque tiene una posición geográfica envidiable, con tamaño sustancial, con una población de 45 millones de personas que va a ser de 50 millones al final de la década, con población joven, "pero sobretodo un país en el cual, la clase trabajadora y la clase pobre va a estar haciendo una transición, a los largo de estos próximos diez años y 20 años, a ser clase media, es decir un país donde el ingreso de las familias va a subir".
Indicó que en los siguientes años "vamos a tener la atención internacional y vamos a tener un ingreso de recursos de petróleo y carbón que todavía está por determinarse si son muchos o demasiados". Dijo que si se hace este programa de Gobierno, "vamos a tener una agricultura pujante, una vivienda igual, una infraestructura jalonadora e inversiones en ciencia, tecnología e innovación".
Para el ministro de Hacienda, "hoy podemos soñar con que por primera vez, en muchas décadas podemos repicar lo que le pasó a China, a Chile, a Brasil y lo que le está pasando a Perú, es que podemos tener cinco o diez años de crecimiento continuo y sostenido".

Responsabilidades

Echeverry advirtió que para hacer realidad este sueño, el Congreso y el Ejecutivo tienen que producir unos ahorros muy importantes. Hay que lograr unos ahorros "que nos eviten tener una recesión" para los años 2015 ó 2016.
Recordó que el boom económico de 1977-79 "nos mandó a la recesión del 82-84; el boom del 92-96-97 nos mandó a la recesión del 98-2001; el boom de y el boom de 2010-2014, no nos puede mandar a la recesión de 2016".
Para que no llegar a ese estado de recesión se requiere ahorrar en tiempos de ingreso altos. "No lanzaremos la economía a un desfiladero de la recesión", enfatizó.

A este Congreso van a llegar los proyectos de reforma a las regalías, la regla fiscal, la formalización laboral, la de salud. "Esas reformas conjugan ahorrar, gastar focalizadamente, generar empleo y formalizar la economía".

Peso del Estado
En Colombia el Estado pesa un 34%, y allí el Gobierno Nacional Central (GNC) pesa 25,9% con deuda y sin ella 19,2%. "Ese es un tamaño que creemos es razonable, es necesarios y no creemos que tengamos que disminuir", con ese tamaño, el Estado tiene que ser más eficiente, más eficaz y combatir la corrupción para que los recursos lleguen a los pobres, explicó el ministro de Hacienda.
Durante el debate en el Congreso con las Comisiones Económicas, el ministros de Hacienda indicó que el Presupuesto para 2011 aforado en 147,3 billones, presentado por el ex ministro Óscar Iván Zuluaga es responsable. "Concordamos con el monto que dejó el ministro Zuluaga, pero no con la composición. Esa composición la estamos cambiando, pero no drásticamente, sino levemente para reflejar las promesas de campaña del Presidente Santos", dijo Echeverry.
El director de Planeación Nacional, Hernando José Gómez, por su parte, destacó que el Presupuesto presentado por el ex ministro de Hacienda Óscar Iván Zuluaga, se va a mantener en su monto total, y lo que va a ver es una recomposición "dado que podemos a través de algunas operaciones de deuda, reducir el servicio de la deuda e incrementar alrededor de unos dos billones de pesos los montos de inversión".
Explicó que no se está pensando en hacer aplazamiento de pago de obligaciones. La deuda colombiana está siendo favorecida por la revaluación y por las bajas tasas de interés en los mercados internacionales. El Ejecutivo considera que el plan de Gobierno le cuesta una cifra cercana a los dos billones de pesos.
EL Espectador.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opinión nos interesa