17 jul. 2010

La situación económica en cúcuta espanta


Al término de una reunión gremial en donde se atendieron todas las inquietudes y preocupaciones de los empresarios, los gritos y arengas de los trabajadores del sector de la arcilla se confundían con el silencio que provocó la noticia de la devolución del embajador de Venezuela Caracas. El optimismo por la posible reactivación del comercio rodó con la nueva situación política que deja en veremos a los empresarios, a los comerciantes, a los agricultores y a miles de familias nortesantandereanas que ya no tienen ingreso.


El asesor de la Competitividad de Norte de Santander, Hernando Angarita, resumió la situación del sector real de la economía regional con una frase fría y lapidaria, “Hay que volver a empezar”. 


Explicó que ese volver a comenzar implica retomar los pactos que se tenían con el Gobierno para sacar al departamento de la postración económica con la administración de Juan Manuel Santos, de igual forma la frase aplica para la reconversión industrial y para todo el engranaje de negocios y destinos de exportación.


El funcionario dijo que la región urge de medidas excepcionales para conjurar el problema. Señaló que lo único real es que la zona de frontera no está pidiendo imposibles ni cosas del otro mundo, sino un tratamiento especial que alivie la compleja situación de los empresarios.

Angarita indicó que preocupa que más de 49.000 personas hayan perdido su empleo, pero consideró que lo que más genera preocupación es la informalidad creciente y los altos índices de delincuencia.


Los empresarios y la Gobernación le remitirán un oficio al Gobierno en donde le informan con cifras la cruda situación económica de Norte de Santander, departamento al que se le incumplieron promesas y compromisos por parte  de ministros y viceministros.

El funcionario lamentó el nuevo episodio entre Caracas y Bogotá, aunque dijo que el Presidente Chávez debe escuchar al Presidente electo de Colombia, Juan Manuel Santos, quien tiene toda la voluntad de retomar la senda de la hermandad, el diálogo y el intercambio comercial.

Empresarios preocupados

Más de 400 trabajadores de distintas empresas de la región acudieron a la Gobernación en donde empresarios, Gobiernos departamental y municipal se dieron cita para firmar un oficio llamada “En Norte de Santander Quedamos Lejanos de la Prosperidad Democrática”, allí se le dice al ejecutivo que la economía es sinónimo de caos y el frente social una bomba de tiempo.

El presidente de la Asociación de Industriales de la Arcilla de Norte de Santander (Induarcilla), Jairo Yáñez Rodríguez, dijo que la tragedia económica es total e invitó al aparato productivo a aplicar el dicho aquel de “borrón y cuenta nueva” en donde se plante un proceso de reingeniería productiva.

Alcaldía hace un llamado

Por su parte la Alcaldesa de Cúcuta, María Eugenia Riascos Rodríguez, hizo un llamado urgente a los Gobiernos de Colombia y Venezuela  para que apelen a la cordura y propendan por la solución de las diferencias políticas que tanto daño le hacen  a la economía y a la vida en la frontera.

“Este problema lo padecemos aquí en la ciudad en donde tanto dependemos del vecino y en donde se siente la distancia política, claro eta que el daño también es para el grueso del país”, afirmó.

Le pidió también al Presidente electo, Juan Manuel Santos, apelar a la sensatez, la inteligencia y el sentido de hermandad para hacer que los lazos binacionales se encuentren con el fin de consolidar una relación sana, sincera y bicentenaria.  

 
Invitó a los alcaldes de frontera a trabajar unidos para coadyuvar con la búsqueda de soluciones para la región que suele salir mal librada con cada diferendo. 
Tomado La  Opinión.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opinión nos interesa