30 jul. 2010

Dilema y desconcierto por medida tributaria

Las medidas tributarias adoptadas por el Gobierno Nacional al amparo de la Emergencia Social armaron tremendo zafarrancho toda vez que los comerciantes afirmaron que no pueden darle curso a la providencia porque ello implicaría pagar la tarifa de IVA de su propio bolsillo en vista que ya asumieron el gravamen al comprar la mercancía.

El mandato del Gobierno generó inconvenientes en los almacenes por cuanto la gente que compró o quiso comprar algún tipo de bien, exigió la devolución del IVA. En los almacenes preciaron que la devolución no era procedente porque los precios en mostrador habían sido adquiridos con IVA,  luego había que esperar una aclaración por parte del ejecutivo que no generara pérdidas para los almacenes que actuarían o harían el papel de mecenas.

La situación tiene confundido a más de uno y hay un ambiente complicado en la ciudad porque compradores y vendedores están prevenidos y desilusionados porque la medida de restar el IVA, contrario a brindar soluciones, complicó la situación en Cúcuta. 

La directora ejecutiva de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco Cúcuta, Gladys Navarro Uribe, afirmó que el decreto sobre exención de IVA genera confusión y muchas dudas en el comercio, pese a que reconocen los esfuerzos de la Dirección de Impuestos para atender las preguntas de los mercantes.

Consideró urgente una explicación pormenorizada por parte del ministerio de Hacienda para que los comerciantes comprendan los beneficios y los alcances de esta medida. Indicó que con esa explicación más las inquietudes de los comerciantes se puedan hacer los correctivos a que haya lugar a la hora de hacer la reglamentación del decreto.

Precisó que el análisis que están haciendo los comerciantes es que tal y como están las cosas los productos amanecieron 16 por ciento más baratos cuando esa mercancía se adquirió con el IVA, es decir que el comercio estaría asumiendo un costo que golpea la rentabilidad.

“Queremos que la medida no nos lleve a perder plata porque ha habido un tremendo desgaste entre el Gobierno y nosotros, para nadie es un secreto que en derecho una palabra cambia sustancialmente los compromisos tributarios. Lo único que queremos es que el decreto le traiga beneficios al comerciante y por eso le vamos a solicitar al ejecutivo que haga la claridad”, indicó.

La gran pregunta, dijo, es quien va a asumir el IVA porque si el decreto dice que el comercio es como meterle la mano en el bolsillo a los comerciantes.

La dirigente gremial señaló que la medida se adoptó para solucionar un problema en la ciudad y en la zona de frontera, pero reiteró que la situación no es clara y generó la confusión que tiene aburridos a los compradores que aún no le sacan punta a la medida.

En otros almacenes ya hay avisos en donde se anuncia la aplicación de la medida asumiendo los riesgos que esta trae.

Tampoco a la orden del día


De igual forma los restaurantes aún no aplican la medida pues cinco de los más representativos de la ciudad afirmaron que los precios siguen tal cual, porque aún no han sido notificados de la rebaja del IVA.

“El churrasco de 24.000 pesos sigue igual, los demás platos mantienen su precio aun cuando ya hubo una reunión para hablar del tema”, indicó la gerente de uno de los restaurantes consultados.

En los asaderos de pollos y otros puntos gastronómicos, la famosa rebaja no se conoce ni se hace porque aún no hay claridad con el decreto que autoriza la suspensión del cobro de IVA para algunos sectores económicos de la zona de frontera limítrofe con Venezuela, como quien dice que la medida por ese lado tampoco se saborea.

En el Ventura Plaza


La gerente del centro comercial, Ventura Plaza, Ana María Abello Reyes, afirmó que el decreto es aún muy difícil y por ello hay personas que se niegan a aplicar la medida porque esperan la reglamentación en donde se hagan las salvedades del caso.

“Se oye en los pasillos que hay personas que quieren aprovechar el desorden y van a utilizar esta medida de una manera no muy legal o conveniente para la zona de frontera sino para beneficio particular sin pensar en el bien común, yo creo que todavía está muy oscuro el panorama”, declaró Abello Reyes.

Dijo que Cúcuta no puede seguir como un cruce de caminos en donde todo el mundo se favorece y a la ciudad no le queda nada. 

Consideró que la medida tributaria como tal es buena, pero la calificó de incompleta y por ello indicó que esta debe acompañarse de otras medidas complementarias o adicionales porque a simple vista todo está muy crudo.

“Yo pienso que estos decretos fueron expedidos con ligereza y por ello les faltó profundidad”, aseguró.

Dijo que hay almacenes en donde las personas compran electrodomésticos y reclaman el descuento del IVA, pero los almacenes no están bien informados de la medida y han negado la devolución del impuesto como ya ocurrió en este centro comercial.

En su concepto, si una persona se siente lesionada porque no están cumpliendo en su favor una norma legal  tiene todo el derecho de exigir el debido acatamiento. Indicó que el comercio está muy a la expectativa y muy confuso.  

“Algún comerciante me dijo que tiene sus pedidos en inventario los cuales fueron adquiridos y facturados con IVA y precisó que él no puede asumir el IVA de manera personal al hacerle la rebaja a sus clientes. Manifestó que consultaría ante el Gobierno el alcance de los decretos porque no tiene porque vender a pérdida”, concluyó.
 
El sub gerente de Corona Peñalosa, Juan Esteban Peñalosa, anotó que en medio de las dudas el decreto debe funcionar y aclaró que si hay algún error se presume que hay de por medio buena fe.
 
Consideró importante las aclaraciones del ministerio de Hacienda porque todo lo se diga pueden ser tiros al aire.

“En este momento no está operando el decreto, no hay ningún comerciante que esté utilizando la medida”, indicó el empresario.

Dijo que hay dudas en todo lo que tiene que ver con exentos y excluidos así como quien será quien asuma el impuesto, si será el Gobierno, el comerciante o el fabricante, la otra pregunta es para donde va ese IVA.

No descartó que el decreto ayude a los grandes fabricantes de productos que han acopiado grandes inventarios pues fácilmente pueden sustraer el IVA, caso contrario de los comerciantes que venden productos traídos de fuera de la ciudad. 

Al consultar a los compradores, muchos manifiestan no conocer las medidas y quienes las conocen afirman que el comercio no le hace caso al Gobierno.

La Opinión.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opinión nos interesa