19 oct. 2010

Se desata guerra por el arroz

Perú solicitó a la Comunidad Andina (CAN) una mayor sanción para Colombia por impedir el ingreso de arroz peruano a su mercado, informó este lunes el viceministro peruano de Comercio Exterior, Carlos Posada. 

“El Tribunal de Justicia Andino de la CAN autorizó a Perú la imposición de un sobre arancel de 5% a cinco productos colombianos que ingresan a territorio peruano, por impedir el ingreso de arroz peruano a ese mercado, sin embargo, hemos solicitado que se nos autorice una sanción mayor porque el caso lo amerita”, dijo Posada a la prensa. 

El ministro explicó que “un 5% no sería suficiente para lograr que Colombia levante la medida, por lo tanto, se está pidiendo al Tribunal que reevalúe la fórmula de imposición de sanciones”.

En marzo del año pasado el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) suspendió la entrega de permisos de importación de arroz peruano argumentando riesgos fitosanitarios, informó Posada.

Ante esa decisión, Perú pidió a la CAN tomar cartas en el asunto y se inició un procedimiento sumario. A mediados de abril último el tribunal falló a favor de Perú por el cierre injustificado del mercado colombiano.

El viceministro explicó que Perú ha ganado el proceso administrativo a nivel de la Secretaría General de la CAN y el judicial en el Tribunal de Justicia Andino, y tiene ahora el derecho de imponer las sanciones a Colombia.

La suspensión de la entrega de permisos de importación de arroz peruano afectó el ingreso de al menos 100.000 toneladas de este cereal al mercado colombiano.

Recordó que el ministerio peruano ha realizado una serie de gestiones para que el mercado colombiano acate la decisión de la CAN, sin embargo hasta el momento no tiene respuesta positiva.

La percepción que tienen las autoridades peruanas es que los productoes colombianos del grano pasan por una mala temporada de precios y han tomado la decisión de no tener competencia en el mercado interno, por el momento.

Según la Federación Nacional de Arrocero, en Colombia unas 500.000 familias dependen de la producción del cereal que anualmente alcanza entre 2,5 y 2,7 millones de toneladas, en Tolima, Huila, Meta, Casanare y Norte de Santander, entre otros.

La Opinión.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opinión nos interesa