26 ago. 2010

Caos en las finanzas de varios equipos de fútbol

La situación financiera de varios equipos de la primera y segunda divisiones del fútbol colombiano es caótica y algunos han estado o están a las puertas de la desaparición.
La Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro) acaba de revelar cifras alarmantes: ocho de los 18 equipos de primera división deben sueldos a sus jugadores. Igual cantidad de clubes de la segunda división no han pagado salarios.

Las deudas por otros conceptos igualmente son grandes, según el ex futbolista y abogado Carlos González Puche, hoy líder de Acolfutpro.

La crisis volvió a ganar atención cuando los futbolistas de Deportes Quindío de Armenia no se entrenaron dos días por retrasos en los pagos de salarios, y los de América plantearon que no viajarían para enfrentar el domingo al Envigado por el mismo motivo.

Los directivos sortearon los dos casos sobre la marcha y el más perjudicado  fue el técnico del América, Jorge Bermúdez, quien respaldó la acción de sus futbolistas y el lunes fue despedido del cargo.

"Los jugadores del América actúan pensando que no tienen con qué comer, mientras los directivos exigen resultados y los llenan de ansiedad", se quejó Bermúdez después de vencer 3-1 al Envigado. Los futbolistas le dedicaron la victoria.

Bermúdez volvió en la agonía del torneo apertura de 2010 cuando los hombres se marchaban por falta de pago y retuvo a los pocos que quedaban, vinculó a otros y armó un modesto plantel.

América que es cuatro veces finalista de la Copa Libertadores y 13 veces campeón nacional, tiene un lastre adicional al económico, ya que aparece en la Lista Clinton de compañías y personas relacionadas con dinero proveniente del narcotráfico.

El Nuevo América de Cali, con la ayuda de las autoridades locales, lucha desde hace tiempo para lavar la imagen y desaparecer de la lista.

Tuluá también figura en la lista y los problemas que sufre son grandes y algunos dudan que logre sobrevivir.

Santa Fe, líder en el torneo clausura y comprometido en la Copa Sudamericana, puso en práctica esta semana una fórmula novedosa para aligerar la carga económica: pactó con jugadores y el cuerpo técnico una reducción de salarios.

El argentino Omar Pérez, estrella del 'expreso rojo' y pretendido por varios conjuntos, fue el primero en aceptar una reducción del 50%, según anunció el presidente del club César Pastrana.

Pastrana procura sortear lo mejor posible el escándalo que surgió hace unas semanas cuando las autoridades locales y de Estados Unidos anunciaron que averiguaban la supuesta penetración en sus arcas de sumas millonarios del narcotráfico.
Dinero.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opinión nos interesa