5 oct. 2011

Congreso de EE.UU., listo para votar TLC con Colombia

Tomado de Portafolio.com.co


La Comisión de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes está a punto de iniciar su debate, y posterior votación.

Se trata de los tratados de libre comercio con Colombia, Corea del Sur y Panamá. El primer acuerdo que será considerado es el colombiano. Fuentes en el Comité dicen que el proceso puede tardar unas dos horas.

Se trata del primer voto entre cuatro que tendrá que enfrentar el TLC con Colombia antes de pasar a la Casa Blanca para la sanción presidencial.

El próximo será el miércoles o jueves de la semana entrante cuando el acuerdo aterrice en la plenaria de la Cámara. Entre todos, el de la semana entrante es quizá el más complicado dada la historia y composición de este órgano, donde los acuerdos de libre comercio por lo general son polémicos. Aún así, la mayoría de observadores está convencido que Colombia cuenta con los votos suficientes para sobre pasar este obstáculo.

Surgió una polémica de última hora pues Colombia, según las leyes que rigen la Cámara, no cuenta con protección del “fast track” o “vía rápida” para su trámite en este órgano del legislativo.

La “vía rápida” es una ley que le da poder al presidente de EE.UU: de negociar tratados comerciales con la garantía de que una vez lleguen al Congreso no podrán ser modificados. Es decir, el Congreso únicamente puede votar Si o No, pero sin introducir cambios.

En el caso de Colombia, el acuerdo se negoció cuando el presidente George W. Bush contaba con este poder. Bush lo presentó al legislativo en el 2008 pero la líder del Congreso en ese entonces, Nancy Pelosi, se inventó una regla para suspender el reloj que obligaba a considerarlo en 90 días y desde entonces quedó en el congelador.

Dado que “técnicamente” se trata del mismo tratado que se presentó el colombiano quedó abierto a posibles modificaciones. Los demócratas intentarán usar esa coyuntura para incluir una enmienda que añade al TLC el “Plan de Acción” que acordaron los presidentes Barack Obama y Juan Manuel Santos en abril de este año.

Sin embargo se da por descontado que los republicanos usarán su mayoría para derrotar cualquier intento de modificación.

Esta situación no volvería a presentarse en la plenaria prevista para la semana entrante pues se piensa aprobar una “regla” que impediría ofrece cambios al Tratado colombiano.

En su trámite en el Senado, el TLC con Colombia si tendría protección de “vía rápida” pues este órgano interpreta las leyes de manera diferente. 

“Esto no pudo llegar en mejor momento. Con cero trabajos creados el último mes y la tasa de desempleo por encima del 9 por ciento, tenemos que buscar oportunidades para generar empleos. Y estos acuerdos hacen precisamente esto”, dijo Dave Camp, presidente de la Comisión, al iniciar las negociaciones.

Para Camp el acuerdo con Colombia es clave pues una vez entre en vigor permitirá el ingreso del 68 por ciento de los productos de EE.UU. con cero arancel de pago.

Por su parte, los demócratas de más alto rango en este Comité, entre ellos Sander Levin y Jim McDermott, se opusieron de plano al acuerdo con Colombia, aunque respaldaron los TLC con Panamá y Corea del Sur. Según Levin, si bien la relación con Colombia “es importante”, la violencia contra el sindicalismo sigue siendo un problema.

Levin exigía que se incluyera el Plan de Acción dentro del texto del tratado como precondición para votar a favor.

SERGIO GÓMEZ MASERI

Corresponsal de EL TIEMPO
Washington



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opinión nos interesa