16 ene. 2011

Colombianos que han tomado créditos son cada vez 'mejores pagas'


En momentos en que el crédito crece, la cartera morosa de la banca cae a un mínimo histórico.

A noviembre, por cada 100 pesos prestados, solo había 3,3 en mora, dato que lleva casi un año en descenso y que se convierte en el más bajo desde finales del 2007, cuando la economía colombiana pasaba por su mejor momento y el crédito bancario estaba disparado.
Lo que más llama la atención es que la caída en el saldo vencido no coincide con que los usuarios se estén endeudando menos. Al contrario: esto se presenta justo en momentos en que la cartera de créditos crece a tasas superiores.
Cifras de la Superintendencia Financiera muestran que mientras el valor total de los préstamos creció 16,4 por ciento, al ubicarse en 174,3 billones de pesos, la cartera vencida cayó 18,4 por ciento anual, a 5,7 billones de pesos.
Y es que con el enfriamiento de la economía tras la crisis, la cartera se estancó y además mostró deterioro.
Es así como los saldos en mora alcanzaron a crecer a tasas superiores a 40 por ciento y, en mayo del 2009, se alcanzó un máximo de 7,2 billones de pesos vencidos, es decir, que por cada 100 pesos prestados había 4,8 'colgados'.
Para el superintendente financiero, Gerardo Hernández, la mejora en la calidad de la cartera es un reflejo de la recuperación de la economía colombiana. Pero a un entorno de bajas tasas de interés e inflación controlada, se suman otros factores.
En medio de la crisis del 2008 y el 2009, hubo quienes optaron por cumplir anticipadamente con las obligaciones contraídas con la banca, en la medida en que existían temores de perder el empleo.
"Mucha gente aprendió de la crisis de los 90 y por ello es más consciente de esa responsabilidad", explica Julián Cárdenas, gerente de investigaciones de la firma Corredores Asociados.
Por otro lado, voceros de entidades bancarias dicen que cada vez hay mejores herramientas para la aprobación de los créditos y para desarrollar las tareas de cobranza.
Pobres, más cumplidos
En los últimos meses, todas las modalidades han mostrado caídas en los saldos colgados. Por el lado del crédito de consumo, que incluye préstamos de libre inversión y tarjetas de crédito, entre otros, la tasa de morosidad cayó 2,4 puntos en un año y ahora está en 5,1 por ciento. Y en microcrédito, que generalmente muestra el mayor deterioro, el índice está en 4,9 por ciento, mínimo histórico. Varias entidades bancarias consideran que los clientes 'mejores pagas' son los más pobres y los más ricos. Además, la gente cuida su vivienda, pues en crédito hipotecario la morosidad es de 3,4 por ciento.
Aumentará la demanda de créditos
El crecimiento económico, que se verá reflejado en mejorías de la inversión y el aumento en el consumo de los hogares, sumado a que en parte del 2011 se mantendrán las tasas de interés bajas, son elementos que dan para pensar que seguirá el buen comportamiento del crédito. María Paola Figueroa, economista del BBVA, dice que la cartera hipotecaria seguirá creciendo por la recuperación del sector, "de la mano con mejores indicadores en ventas y el número de licencias de construcción aprobadas, lo que permitirá un crecimiento sostenido de la cartera hipotecaria para este año".
Recientemente, una encuesta realizada por el Banco de la República mostró que los bancos están más dispuestos a prestar que a invertir o a guardar sus recursos.
Pero hay factores que en algún momento podrían afectar tanto la oferta de préstamos como los indicadores de calidad. Hay bancos con inquietudes frente a sectores afectados por la apreciación del peso frente al dólar, así como los golpeados por la situación invernal. No obstante, muchas entidades han puesto en marcha programas de refinanciación de créditos.
El Tiempo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opinión nos interesa