6 abr. 2010

Morgan Stanley pronostica déficit de divisas en Venezuela

Compra: $270
Venta: $280



Nota Tomada del Diario El Universal de Caracas.

Víctor Salmerón
EL UNIVERSAL




La riqueza petrolera ya no sería suficiente para cubrir las distorsiones

En su último reporte sobre Venezuela, fechado el 29 de marzo, Morgan Stanley estima que el país enfrentará un déficit de divisas y podría estar cerca de un punto de inflexión donde la riqueza petrolera ya no será suficiente para ocultar las distorsiones macroeconómicas.

El banco de inversión estadounidense, uno de los más importantes en la economía globalizada, utiliza un modelo que toma en cuenta la tendencia al alza de las importaciones, la salida de capitales, el declive de la producción petrolera y el incremento en el consumo interno de combustibles, así como los precios del crudo para construir estimados de oferta y demanda de dólares.

Tomando en cuenta la tendencia de estas variables en los últimos tres años y el estimado del Gobierno en cuanto al impacto positivo que tendrá en materia de inversión extranjera el campo de Carabobo en la Faja del Orinoco, Morgan Stanley proyecta que Venezuela podría encarar un déficit de divisas de hasta 7 mil 900 millones de dólares en 2010 y hasta 11 mil 700 millones en 2011.

Morgan Stanley construye un segundo escenario, menos crítico, donde toma en cuenta la tendencia de las variables clave en los últimos doce años.

En este caso el país tendría superávit de divisas en 2010 y 2011, pero encararía un déficit en 2014 que estaría en el rango de entre 7 mil 700 millones de dólares y 80 mil millones.

El banco de inversión indica que aun asumiendo que el precio del petróleo se mantenga en un rango de entre 80 y 85 dólares el barril, este nivel sería insuficiente para contrarrestar el declive en la producción de crudo, la salida de capitales y la tendencia al alza de las importaciones.

Morgan explica que el deterioro en el ambiente de negocios se ha traducido en caída de la producción interna y en una creciente dependencia en las importaciones.

Precisa que diez años atrás las importaciones representaban un cuarto de la economía y en 2007 y 2008 aumentaron su proporción hasta la mitad del producto interno bruto.

Añade que la creciente incertidumbre sobre los derechos de propiedad y la sostenibilidad macroeconómica inducen el vuelo hacia el dólar y derivan en una importante salida de capitales.

Al mismo tiempo el país ha aumentado la dependencia en las exportaciones petroleras como fuente de divisas.

En 1998 las ventas de crudo representaban 68,8% de las exportaciones totales y en 2009 la proporción se ubicó en 94,1%.

Morgan indica que a la par el país sufre una constante caída de la producción petrolera en los últimos doce años desde 3,7 millones de barriles diarios en 1997 hasta 2,2 millones en diciembre de 2009.

Si bien en este resultado intervienen los recortes de producción acordados en la OPEP, el banco de inversión destaca la carencia de inversiones, la declinación en la producción de pozos, problemas en la actividad de las refinerías y conflictos laborales.

Gracias al incremento de los precios del crudo el país pudo compensar el impacto del descenso en la capacidad de producción.

Para compensar el descenso en el ingreso de divisas el Gobierno podría recurrir en el corto plazo a operaciones de endeudamiento externo y el uso de ahorros.

Las necesidades de financiamiento serían de 19 mil millones de dólares en 2010.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu Opinión nos interesa